Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los comerciantes confían en que las futuras construcciones dinamicen la zona de El Pallol

La consolidación del proyecto de la plaza Evarist Fàbregas paraliza las obras del hotel previsto en la Puríssima Sang, que sus promotores se replantean como bloque de viviendas

Salvat Jordina

Whatsapp
Los comerciantes confían en que las futuras construcciones  dinamicen la zona de El Pallol

Los comerciantes confían en que las futuras construcciones dinamicen la zona de El Pallol

Llevan casi dos años rodeados de obras. Los comerciantes del Pallol, tanto del centro comercial como sus alrededores, están viendo cómo se está intentando dinamizarla zona. Primero, con la remodelación de la plaza Catalunya, que empezó a finales de 2017 y no terminó hasta 2018. Luego, con el lavado de imagen de la plaza de la Puríssima Sang, que se abrió a la circulación de vehículos el pasado 4 de julio, después de siete meses de trabajos que se han hecho «muy largos».


Ahora, es el turno de las piezas de los alrededores de El Pallol. Tras descartar hallazgos arqueológicos destacables en el solar de la plaza Evarist Fàbregas, el futuro hotel de El Pallol se consolida. En el número doce del arrabal se está construyendo un bloque de pisos justo enfrente del centro comercial que debería estar listo en 2020. Y en la plaza de la Sang hay expectativas de que se construya otro posible hotel. Estos tres elementos serían claves para dar un impulso a la zona.

«Los nuevos hoteles nos darán mucha vida, y más después de las largas obras de remodelación», explica Romy Camí Mur, de floristería y diseño Romy. «Nos irá muy bien para el negocio que hubiese un o dos hoteles en la zona. Los turistas les gastan más», explica Agustí Curto, del estanco de la plaza de la Puríssima Sang. «Hemos estado siete meses encerrados, sin paso de vehículos ni de peatones. Hay que dinamizar esto», explica Sergi Jansà, de El Celler de la Sang. Lo que está claro es que la mayoría están hartos de las obras. Y es que, «algunos negocios vecinos han llegado a perder el 30% de clientela durante este periodo de remodelaciones», explica Romy.

Incertidumbre
Aunque la mayoría de los comercios estén convencidos del impulso que darán los nuevos edificios, reina la incertidumbre por el futuro del solar de la plaza de la Sang. «No se sabe qué va a pasar», explica Jansà, refiriéndose al solar de la plaza. «Esto lleva parado desde el pasado mes de noviembre. Parecía que con el ritmo que iba, el hotel ya tendría que estar terminado», suscribe Curto, que ve paralizadas las máquinas delante de su estanco.


El proyecto inicial, de la mano de Vesna Hoteles (vinculada al grupo Hotel Centre Reus), contemplaba la edificación de un hotel de cuatro estrellas y 54 habitaciones, con amplias salas para realizar actos privados y un parking subterráneo. Tal y como revelaron los propietarios a este periódico en el mes de abril, se quería crear un modelo diametralmente opuesto al hotel Espai Prioral.


Sin embargo, fuentes consultadas por el Diari apuntan que este proyecto se está replanteando hacia la posible construcción de viviendas. Algunos comerciantes de la zona apoyaban este cambio asegurando que se habría dado con el impulso del proyecto del hotel de El Pallol. Desde la promotora solo se ha querido explicar que el subterráneo está hecho y que las obras están paradas por temas administrativos. Fuentes del consistorio reusense explican que el planteamiento urbanístico municipal permite construir viviendas en ese espacio, pero aseguran que, a día de hoy, no ha entrado ninguna petición de cambio de uso de licencia. 

Temas

Comentarios

Lea También