Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los comercios cercanos al viejo Hospital Sant Joan de Reus celebran la llegada del CMQ

Coinciden en que el mayor flujo de gente ayudará a revitalizar los negocios, especialmente el Mercat Central y los bares de la zona

Joan Morales

Whatsapp
En el Frankfurt Central celebran la llegada del CMQ al antiguo Hospital Sant Joan. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

En el Frankfurt Central celebran la llegada del CMQ al antiguo Hospital Sant Joan. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

El traslado del Hospital Sant Joan de Reus a la zona del Campus Bellissens, hace seis años, dejó fuertemente tocados a los negocios más próximos al viejo centro hospitalario de la calle de Sant Joan, especialmente a los bares, cafeterías y restaurantes y a las paradas del Mercat Central de Reus. El adiós del hospital supuso la marcha de miles de personas que, diariamente, se movían alrededor del centro y que proporcionaban muchas posibilidades de negocio a los comercios más cercanos.

La anunciada llegada -aún está por confirmar la fecha- del Centre Mèdic Quirúrgic Reus (CMQ) ha sido recibida con los brazos abiertos por los negocios de la zona. El presidente de los paradistas del Mercat Central, Idelfons Vidal, tiene muy claro que «la noticia es positiva. Desde el Mercat Central siempre hemos defendido la idea de que el espacio que había dejado vacío el antiguo Hospital Sant Joan se ocupase con algo, para que volviese a haber flujo de gente que, a fin de cuentas, acaba circulando por la zona y entrando a comprar al mercado».

De hecho, desde el Mercat Central de Reus desde un primer momento se posicionaron a favor del traslado del CMQ y, de hecho, «colaboramos activamente con los trabajadores del centro médico en la recogida de firmas a favor de este traslado», recuerda el presidente de los paradistas, quien añade que «recogimos más de 1.000 firmas que fueron entregadas en el Ayuntamiento».

Vidal reconoce que la marcha del Hospital Sant Joan les perjudicó mucho en su día, porque «en algunos casos, las pérdidas de ventas se situaron entre el 25% y el 50%», recuerda el presidente de los paradistas.

Por su parte, Dolors Solé, propietaria del Bar Nacional, comenta que «cuando se fue el hospital la ciudad, en especial el centro, quedó muerta. A mí me ha costado mucho esfuerzo aguantar el negocio todos estos años y me sentí engañada. Espero que la llegada del CMQ Reus sea buena para todos. Está claro que si va bien para el mercado, nos beneficiaremos todos».

Desayunos

En el Frankfurt Central también celebran el traslado del Centre Mèdic Quirúrgic Reus al antiguo hospital. «Cuando se fue el Sant Joan lo notamos mucho, porque bajó la clientela. Especialmente durante los desayunos, que era cuando venía más gente», comenta Alexandra, quien añade que «veo interesante la llegada del CMQ porque, teóricamente, nos dará más trabajo al negocio».

 

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También