Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los comercios culpan de las flojas rebajas al descenso del turismo ruso

La segunda semana de julio se consolida como la mejor en cuanto a número de clientes, ventas y facturación
Whatsapp
Imagen de ayer de una zapatería de la calle de Jesús, con descuentos de hasta el 70%. Foto: Pere Ferré

Imagen de ayer de una zapatería de la calle de Jesús, con descuentos de hasta el 70%. Foto: Pere Ferré

A falta de 20 días para que finalicen las rebajas de verano, los comercios de la ciudad ya hacen un balance: las ventas de este año han disminuido respecto a la temporada pasada. A pesar de la buena acogida que tienen las rebajas en la primera quincena de julio –el famoso ‘boom’-, la realidad es que hay un progresivo descenso a medida que avanza el mes. Uno de los factores causantes es la disminución del que ha sido -hasta ahora- nuestro turista estrella: el visitante ruso.

El pasado octubre, según informaba el Diari, los comerciantes de la ciudad cifraban en un 20% las pérdidas por la bajada del turismo ruso, tal y como lo hacía la Agència Reus Promoció, que cifraba con un 26% este descenso de este turismo respecto al 2013. En la zapatería Marlo’s guardan un espacio reservado en la segunda planta para que el turista ruso haga sus compras de cara al invierno. A día de hoy ese acceso está cerrado. «Agosto, de por sí, es un mes malo, pero con la bajada del turismo ruso lo estamos notando mucho más», explica Patricia Tena, trabajadora del comercio. Fina Oliveras, de la tienda de ropa Pimkie, apostilla más esta tendencia: «Agosto siempre va mal, porque la gente se va de vacaciones, pero la bajada del turismo ruso lo agrava todo, aunque, de hecho, el turista holandés y, sobretodo el francés, ayuda a mantener las ventas».

Tal y como explica la presidenta del Tomb de Reus, Gemma Molner, este turista francés, que se ve cada vez más, no compensa la pérdida del turista ruso: «El turismo ruso ha bajado un 50% respecto al 2014; además ya no es un turismo de compra como lo era antes». En la misma línea encontramos al presidente de la Unió de Botiguers, Ernest Juncosa: «Hemos pasado de 350.000 visitantes rusos en 2014 a aproximadamente 150.000 en este año. La realidad es que el turista ruso no se ve, ya no compra ni gasta, sólo se pasea» De cara a estas rebajas Juncosa cree que las expectativas han sido las mismas que el pasado año, aunque la tendencia a la baja se mantiene: «El 85% de los escaparates tienen género de nueva temporada porque lo que tienen no se vende».

 

Los mejores días

Normalmente, las rebajas dan el pistoletazo de salida el 1 de julio y se mantienen durante dos meses. Como tónica general, la segunda semana de julio es la más óptima para las ventas.

En la conocida tienda de moda Zara las rebajas empezaron de la peor manera posible: «La primera semana estábamos en números rojos, pero a partir de la segunda remontamos y hasta duplicamos en algunos días las cifras de venta del pasado año», explica la responsable del establecimiento. En la también conocida tienda de ropa y complementos Mango, las rebajas adoptaron otro calendario, empezándolas el 26 de junio. «Mezclamos las rebajas de verano con otras promociones, así que no notamos ese boom que tenían antes las rebajas», apunta Cristina. S, la responsable del establecimiento. Otros comercios, como Intimissimi, han quitado su cartel de rebajas, ya que todo el género que tenían para esta promoción ya lo vendieron durante la primera quincena.

Las rebajas –antiguo paraíso del comprador compulsivo y del comerciante- han pasado a ser una quincena de esperanza para los comercios.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También