Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Reus Equipamentos

Los conductores buscan alternativas para no pagar la nueva zona azul del Hospital de Reus

El parking se puso en marcha ayer, con tarifa de 2 euros al día. Entre los usuarios existe disparidad de opiniones: algunos ven correcto tener que pagar y otros defienden la gratuidad

Montse Plana

Whatsapp
1012_reus parking hospital (9).jpg

1012_reus parking hospital (9).jpg

Los arcenes y rotondas cercanas al Hospital Sant Joan de Reus seguían, ayer a las doce del mediodía, llenas de coches estacionados. A pocos metros, la nueva zona azul, a medio gas. Este lunes era el primer día que entraba en funcionamiento el equipamiento, con capacidad para 320 coches (más cuatro para movilidad reducida). La tarifa es reducida –de 50 céntimos la hora, con pago máximo de 2 euros/24 horas–, pero ayer, siendo el primer día, algunos conductores desconocían que el nuevo parking ya estaba operativo y, otros, preferían buscarse la vida antes que tener que pagar para ir al centro sanitario. El resultado era que muchos vehículos seguían estacionando desordenadamente en los alrededores del hospital, mientras que la zona azul únicamente estaba a la mitad de su capacidad.


«Tenemos una visita en el Hospital y nos encontramos con que tenemos que pagar. Hemos aparcado aquí, pero estoy muy en contra», exclamaba indignada Montse, mientras se dirigía con su familia al centro sanitario. Reconocía que, antes, el solar (donde ya aparcaban coches) estaba en muy malas condiciones, con surcos, charcos y barro cuando llovía, «pero venimos aquí por necesidad, no a pasar el rato», recordaba esta vecina. En la misma línea se expresaba otra usuaria del hospital que también remarcaba que no estaba allí por gusto, «por lo que tendrían que poner más facilidades», añadía. Por otro lado, Remei Salvat también se mostraba contraria a tener que pagar por estacionar el coche para ir al hospital. «Ya entiendo que esto tiene un coste», reconocía, aunque incidía en que «tendría que ser más accesible».


En medio de las críticas, también había algunas voces en positivo. Era el caso de Montserrat Guillem y Ramon Bello. «Es un diez», decían. En su caso, consideraban adecuada la tarifa reducida «porque así se contribuye a mantener en condiciones el aparcamiento», apuntaban. También Josepa Caçador veía con buenos ojos la nueva situación. «Viendo como estaba antes, ahora el espacio está muy bien. En cuanto a la tarifa, considero que 2 euros es aceptable», explicaba Josepa.


Cabe recordar que la inauguración del parking se ha hecho antes de lo previsto. Las obras de adecuación del solar empezaron a finales de septiembre y los trabajos tenían que alargarse cuatro meses. No obstante, el cierre de los terrenos ha provocado, en los últimos meses, caos circulatorio, lo que ha hecho avanzar las obras. 

Para pagar el nuevo parking, se tiene que introducir la matrícula en el parquímetro a través de una pantalla táctil y, como novedad en Reus, no hace falta colocar tique en el coche. Pra resolver dudas y ayudar a los usuarios, estos días hay informadores que ayudan a formalizar la operación. 

Temas

Comentarios

Lea También