Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los conflictos vecinales acaparan la actuación de la unidad de mediación de Reus

Fueron 174 de los 214 casos registrados el año pasado. Los agentes buscan evitar que la problemática acabe en una denuncia

Redacción

Whatsapp
Imagen de archivo de una ciudadana en la oficina de la unidad de mediación de la Guàrdia Urbana.  Foto: a.m.

Imagen de archivo de una ciudadana en la oficina de la unidad de mediación de la Guàrdia Urbana. Foto: a.m.

La Unitat de Mediació i Resolució de Conflictes de la Guàrdia Urbana (UMIRC) gestionó el año pasado más de 200 casos, una cifra similar a la de los últimos años y que sitúa a esta unidad policial como un referente a la hora de resolver conflictos entre la ciudadanía evitando que estos terminen en una pelea o denuncia. El principal ámbito de trabajo en 2015 fueron los casos relacionados con los conflictos vecinales y que, en total, sumaron 174 de los 214 casos tratados. El conjunto de casos gestionados en 2015 implicaron a 534 personas, la gran mayoría de entre 31 a 65 años.

Más datos. La unidad de mediación, creada en 2007, realizó el año pasado un total de 7.215 actuaciones, entre las que destacaron más de 2.100 tareas administrativas, más de 1.100 contactos y entrevistas con los vecinos implicados, así como su seguimiento y análisis, entre otros. La UMIRC es la unidad específica del cuerpo de la Guàrdia Urbana centrada en el análisis y la identificación de los ámbitos de conflicto como el incivismo o la intolerancia y para diseñar acciones preventivas dirigidas a disminuir la percepción de inseguridad. Los agentes trabajan de manera coordinada con el resto de unidades de la policía municipal y con las concejalías municipales de forma transversal. Llevan a cabo funciones de análisis e identificación de los ámbitos de conflicto (civismo, intolerancia, mediación, racismo y xenofobia, infancia, jóvenes, personas mayores, violencia de género y multiculturalidad); diseño y ejecución de acciones preventivas para reducir la percepción de inseguridad; planificación de las intervenciones correctivas desde una perspectiva interdisciplinaria; y difusión de programas, proyectos y acciones preventivas entre la ciudadanía.

La Guàrdia Urbana tiene un papel importante en la prevención y en la respuesta contra los actos incívicos. Desde la UMIRC se realiza un trabajo técnico y sistemático de contactar y conocer tanto a los grupos conflictivos como las asociaciones de vecinos para canalizar sus inquietudes y necesidades, estableciendo una relación permanente, que les sirva a ellos de punto de referencia para tratar sus preocupaciones, y a la Guardia Urbana para desarrollar un seguimiento de la evolución, en una tarea preventiva de las situaciones con riesgo de conflicto social.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También