Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los dueños de las casas de Aigüesverds estudian aportar dinero al club de golf

La decisión sería en breve. La fórmula que se baraja es participar de manera económica a cambio de servicios extras en el campo
Whatsapp
GASA se ha reunido con el Ayuntamiento para tratar el tema del IBI.  Foto: DT

GASA se ha reunido con el Ayuntamiento para tratar el tema del IBI. Foto: DT

El Club de Golf Reus Aigüerverds dio un gran salto cualitativo gracias al complejo residencial construido a su alrededor. El impacto fue tal que, hoy en día, se calcula que en la urbanización Les Palmeres residen unas 1.200 personas. Ahora, la supracomunidad de propietarios estudia participar de forma económica para ayudar a las arcas del club golf. Así lo explican al Diari los representantes de la comunidad de propietarios, conscientes de que la zona se devaluaría considerablemente si algún día llegara a cerrarse el campo. Ellos mismos también dejan claro que la decisión final la tomarán todos los propietarios en el transcurso de una reunión que se celebrará en las próximas semanas.

La fórmula que están valorando junto con la propiedad –Golf Aigüesverds S.A. (GASA)– es que la participación económica se produzca a cambio de unos servicios complementarios como, por ejemplo, el gimnasio o el acceso gratuito al campo de prácticas. Ésta es la propuesta que desde GASA, explican, hicieron llegar a los propietarios.

No obstante, la voluntad de colaborar económicamente también aparece en un comunicado que la junta de socios del club emitió días después de la celebración de la sesión del pasado mes de febrero. Éste también apunta que el club pasa por una complicada situación económica e, incluso, pide una derrama de 150€ e insta al concurso de acreedores a GASA como propietaria de la instalación.

El contenido de esta carta vislumbra algunas de las diferencias que existen entre la junta de socios y la empresa GASA. Y es que la propiedad de Aigüesverds desmiente rotundamente que la situación económica sea crítica y desaconseja el pago de la derrama. Asimismo lo comunicó el miércoles el responsable de la empresa a los socios presentes en la reunión informativa convocada para tratar todas las cuestiones planteadas por la junta.

Según manifiestan desde GASA, ya se han tomado «las medidas legales para evitar cualquier situación jurídica o legal que pueda comprometer el futuro de la entidad». Además, junto con este plan de viabilidad, también se expuso que el club está al corriente del pago de las facturas y se recordó que el número de jugadores nuevos ha aumentado.

 

El obstáculo del IBI

Uno de los factores que más atenazan las arcas del club es el pago anula del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI).De hecho, desde GASA cuentan que se han reunido con el Ayuntamiento de Reus para tratar esta cuestión y buscar alguna fórmula que pueda beneficiar a las dos partes. Un planteamiento que, hasta la fecha, no ha obtenido todavía respuesta.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También