Los establecimientos del Tomb de Reus apuestan por cerrar antes

Tras realizar una encuesta y observar esta tendencia, la entidad recomienda a sus asociados avanzar el horario de apertura de la tarde para poder cerrar entre las 19.30 y las 20.00 horas

C. MARSIÑACH

Whatsapp
Según una encuesta realizada por el Tomb de Reus la mayoría de establecimientos preferirían bajar la persiana antes. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

Según una encuesta realizada por el Tomb de Reus la mayoría de establecimientos preferirían bajar la persiana antes. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

Los comercios del Tomb de Reus apuestan por cerrar antes. Esta parece ser la tendencia que la entidad ha constatado tras realizar una consulta entre los establecimientos asociados sobre la necesidad de modificar los horarios de cara a la temporada de otoño.

El 91,7% de los 40 participantes en una de las encuestas realizadas del 14 al 27 de septiembre apuesta por avanzar el horario de cierre de sus negocios. De este 91,7%, un 50% prefiere cerrar media hora antes, a las 20.00h entre semana y a las 20.30h los sábados. Por otra parte, un 47,7% se inclina por bajar la persiana una hora antes, a las 19.30h entre semana y a las 20.00h los sábados.

Un 7,5% de los establecimientos preguntados cree que no hay necesidad de modificar los horarios actuales y tan solo un 8,3% apuesta por mantener el horario actual. Ninguno quiere aumentarlo.

Por otra parte, los resultados de una segunda encuesta en la que participaron 74 negocios, muestran que el 60,08% piden avanzar en la conciliación horaria y aprovechar para cerrar más temprano por las tardes.

En este sentido, tras el confinamiento un 47,3% de los 74 establecimientos encuestados afirma estar abriendo menos horas diarias, el 45,9% hace las mismas horas al día y tan solo un 6,8% asegura abrir más horas.

Tras obtener estos resultados, y teniendo en cuenta de que se trata de una muestra «bastante significativa», la Associació El Tomb de Reus recomienda a sus asociados y al resto de establecimientos del centro y de los barrios, avanzar el horario de apertura por las tardes para poder cerrar entre las 19.30h y las 20.00h. La entidad propone cambiar el horario durante esta campaña de otoño hasta el 21 de diciembre, cuando empieza la campaña de Navidad. Elena Pàmies, responsable del área de conciliación horaria de la entidad, explica que tras esta primera prueba piloto quieren volver a preguntar a los establecimientos su valoración para adaptar «en todo momento las recomanaciones sobre horarios de cierre».

Si la valoración es positiva se plantean la posibilidad de avanzar el cierre de los comercios hasta las 19.30h a partir del 15 de enero.

El presidente del Tomb de Reus, Jacint Pallejà, considera que la reforma horaria debe ir acompañada de más cambios sociales y culturales a nivel nacional y estatal, que conllevarían cambios en los horarios de «la televisión, el transporte público o las escuelas pero con el coronavirus hemos apreciado un cambio de tendencia en la sociedad y queremos aprovecharlo para conseguir la conciliación horaria».

Pallejà quiere dejar claro que la asociación no pretende decir a los establecimientos qué tienen que hacer pero sí recomendarlos este cambio horario con los datos en la mano «que confirman una nueva tendencia de los clientes».

El presidente del Tomb de Reus expone que hace años que desde la entidad trabajan para poder concicliar la vida laboral y familiar de todos los trabajadores del sector comercial, la hostelería y servicios. «Desde el inicio, el año 2014 formamos parte del movimiento a favor de la Reforma Horària», apunta Pallejà.

El objetivo de el Tomb de Reus es que haya un amplio seguimiento de la propuesta para ir todos los comercios a una y no confundir a los clientes.

Dudas entre comerciantes

Algunos de los comercios de la calle Llovera aún no tienen claro si llevar a cabo esta reducción de horario. Desde la tienda de ropa Xarol, señalan que tras el confinamiento y durante las primeras fases de la desescalada cerraban antes, a las 20 horas. Pero ahora ya han recuperado su horario habitual y cierran a las 20.30h pero no tienen claro qué van hacer en un futuro. «Estamos estudiando la propuesta», aseguran. En esta misma tesitura se encuentra la tienda de ropa Bambalina.

Por su parte, el propietario de la tienda Calella de la calle Monterols considera que este cambio de horario debe ser consensuado para que funcione. Y sostiene que en otros países mediterráneos como Portugal o Italia también tienden a cerrar más temprano.

Temas

Comentarios

Lea También