Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Reus Sociedad

Los expedientes por prostitución en Reus aumentan más de un 70% en un año

En 2019 se levantaron 118 actas. Desde Mas Iglesias se denuncia que este fenómeno está en el barrio y piden a Guàrdia Urbana que actúe

M.PLANA

Whatsapp
Una prostituta en la avenida de Salou, el pasado mes de junio. FOTO: FABIÁN ACIDRES

Una prostituta en la avenida de Salou, el pasado mes de junio. FOTO: FABIÁN ACIDRES

Las actas levantadas por Guàrdia Urbana de Reus contra la prostitución –tanto solicitar como ofrecer servicios sexuales en la vía pública– han incrementado exponencialmente en los últimos años. Si en 2014 únicamente se abrió un expediente, en 2019 fueron 118. Una cifra que también dista de forma importante a 2018, cuando se levantaron 69 actas.

Concretamente, en únicamente un año, las actas contra conductas relacionadas con la prostitución ha incrementado más de un 70%, con 49 expedientes más respecto 2018. Se trata de una de las conductas incívicas más multadas, por detrás de consumir alcohol en la calle (1.306 en 2019) y ensuciar la vía pública (125). Desde el Ayuntamiento no se atribuye a un aumento del incivismo, sino a un mayor control policial.

No obstante, desde el barrio Mas Iglesias se reclama actuar de forma más contundente. Y es que vecinos de esta zona denuncian que, desde hace un tiempo, hay una mayor presencia de prostitutas en el barrio. Algunos explican que se ubican en la zona de la avenida de Salou, a la altura del McDonald’s. Precisamente, esta es una de las preocupaciones que vecinos de distintas zonas de Mas Iglesias hicieron llegar a la Associació de Veïns El Roserar en una reunión celebrada hace un par de semanas.

Es una de las conductas incívicas más multadas, por detrás de consumir alcohol en la calle y ensuciar la vía pública

«También se puso sobre la mesa un problema creciente con el tráfico de drogas», explica el presidente vecinal, Francesc Jornet, que indica algunas zonas clave: delante del instituto Roseta Mauri, la zona del barrio cercana a las vías del tren «y en distintos portales de pisos del barrio». Según expone Jornet, recientemente han tenido una reunión con Guàrdia Urbana, «y no sabían nada de estos problemas».

Es por este motivo, que los vecinos de Mas Iglesias reclaman que la policía actúe, «y de momento no está siendo así. Pedimos que, al menos, se nos informe de lo que se está haciendo», reclama el presidente de la Associació de Veïns El Roserar, quien alerta que, si no se ven resultados en los próximos días, «la semana que viene empezaremos a recoger firmas para presentarlas al Ayuntamiento para que nos hagan caso».

Reducción en la avenida Salou

Según explicaban, a principios del pasado verano, vecinos de los barrio Fortuny, Parcel·les Casas y Montserrat –ubicados en la zona de la avenida de Salou–, la percepción era que la prostitución había disminuido en los últimos años, aunque no desaparecido. Desde la asociación vecinal Parcel·les Casas remarcaban que ocho años atrás se había llegado al límite y que, a pesar de que el problema seguía, se había mejorado. Según se narraba, se había llegado al punto de que prostitutas llamaran a las casas de los vecinos, mientras que, ahora, no estaban dentro del barrio y que ya no se habían producido más problemas de convivencia. Remarcaban que la clave es la colaboración con la policía y, a la vez, pedían más contundencia.

Temas

Comentarios

Lea También