Los jóvenes que destrozaron un parque en Alforja y luego lo repararon

Siete niños del municipio, acompañados de sus familias, han dejado como nuevo el Parc de la Salut

Diari de Tarragona

Whatsapp
La valla del parque, destrozada. AYUNTAMIENTO DE ALFORJA

La valla del parque, destrozada. AYUNTAMIENTO DE ALFORJA

Siete niños de Alforja, ayudados por sus familias, han reparado durante la mañana de este lunes los destrozos que los menores habían hecho a la valla de madera, al suelo y al cartel del Parc de Salut, ubicado en el antiguo campo de fútbol de Alforja.

El pasado 9 de octubre, algunas piezas de la valla de madera que rodea dicho parque fueron arrancadas y algunas de las losas del suelo blando de esta instalación fueron arrancadas. Este comportamiento incívico fue detectado por algunos vecinos de la zona que inmediatamente avisaron a familiares de los menores causantes de los destrozos y al alcalde, Juanjo Garcia.

Los menores, por lo tanto, fueron sorprendidos cuando todavía estaban en el lugar y los familiares que comparecieron, en concreto una madre, y el alcalde, además de reñirlos, les dijeron que era necesario que fueran ellos mismos los que comunicaran a sus respectivas familias que eran los autores de los destrozos.

Este comportamiento incívico fue denunciado y condenado públicamente por el Ayuntamiento, a pesar de que en ningún momento se hizo público que se conocía quién eran los autores, a la espera que ellos mismos dieran el paso de dar cuenta a sus familiares.

Tras un tiempo

Posteriormente, y pasados unos días, los menores y sus familias se pusieron en contacto con el Ayuntamiento y se comprometieron a reparar todos los desperfectos aportando el material necesario y la mano de obra, a cargo de los menores, para reparar el daño causado a estas instalaciones.

Menores y familiares han reparado la mayor parte de los desperfectos ocasionados en el parque, que ha recuperado su estado original.

El alcalde, por su parte, ha expresado su satisfacción por la reparación que se ha llevado a cabo y considera que, a pesar de los desperfectos y la condena inicial, finalmente hay que valorar positivamente la voluntad reparadora tanto de los menores como de sus familias. El alcalde también ha hecho un llamamiento a evitar y a denunciar cualquier comportamiento incívico.

Temas

Comentarios

Lea También