Los padres de la escuela Isabel Besora de Reus critican que quedarse con una línea de P3 beneficia a las privadas

El Departament d'Educació ha expuesto esta mañana la decisión tomada ante la comunidad educativa de no abrir la segunda línea

Montse Plana

Whatsapp
Miembros del sindicato USTEC-STEs se han concentrado en els Serveis Territorials d'Educació. FOTO: M.P.

Miembros del sindicato USTEC-STEs se han concentrado en els Serveis Territorials d'Educació. FOTO: M.P.

La decisión es firme: la escuela Isabel Besora de Reus seguirá con una única línea de P3 el próximo curso. Choca con lo que reclamaba la comunidad educativa del centro, que recuerdan que había un compromiso por parte del Departament d’Educació de reabrir la segunda línea que se cerró justo este curso pasado, «y ahora nos sentimos engañados», dice el presidente de la AMIPA de la escuela Isabel Besora, Jordi Pàmies, que considera que la decisión beneficia a los centros privados. Los padres habían confiado en la apertura de la segunda línea de P3 y un total de 51 niños están preinscritos en este centro, por lo que, en estos momentos, 25 quedan fuera del proceso «y ahora tienen hasta el 11 de junio para tomar la decisión que crean oportuna», recuerda Pàmies.

Extraoficialmente, ya se sabía, desde lunes pasado, cuál era la decisión, después de celebrarse la Taula Mixta en Reus el 27 de mayo. No obstante, aún quedaba alguna esperanza que, definitivamente, se ha desvanecido esta mañana en una reunión con el Departament d’Educació de la Generalitat, en la que el director dels Serveis Territorials d’Educació a Tarragona, Jean Marc Segarra, ha informado a la escuela de la decisión tomada. A las 10 de la mañana ha habido una primera reunión con la dirección del centro y, a las 10.30 h, ha sido el momento de los miembros de la AMIPA, que han entrado al edificio del Serveis Territorials con el apoyo de una decena de personas concentradas, entre padres y madres afectados y el sindicato USTEC-STEs, con pancartas en las que se podía leer «cap tancament de grups de P3 a l’escola pública» y «manteniment de la segona línea a l’escola Isabel Besora».

Después de prácticamente dos horas de reunión, han salido dos representantes de la AMPIA con caras de decepción. «Ha sido una reunión exclusivamente informativa de la resolución adoptada, sin posibilidad a debate», ha explicado Jordi Pàmies, que ha criticado que no se haya informado antes de la situación. Según el presidente de la AMPIA, el argumento del Departament por la no apertura de la segunda de la segunda línea de P3 en Isabel Besora es la «segregación». «Creen que abrir la segunda línea acentuaría la segregación en Reus y, bajo nuestro punto de vista, con la no apertura se favorece el trasvase de alumnos hacia la escuela concertada, lo que agrava  la problemática», ha argumentado Pàmies. Aun así, y con sentimiento «de haber sido engañados por el Departament», desde AMIPA se asegura que se trata de una decisión «firme, clara y explícita», por lo que «no hay margen de maniobra», ha dicho Pàmies al ser preguntado si se prevén futuras acciones al respeto.

Uno de los padres afectados, César Polo, critica la desinformación. «Ha sido un monólogo del Departament, que ha engañado la escuela y los padres», añade Polo, que recuerda que «se dejaron pasar las elecciones», recordando que la Taula Mixta, en la que se tomó la decisión, ya se tenía que celebrar el 20 de mayo, pero se pospuso. Polo considera que se trata de una «gran pérdida por la escuela pública y por Reus». «Nos han denegado la escuela público, y nosotros no queremos terminar en la concertada», dice.

Por su parte, desde el sindicato USTEC-STEs, el portavoz en Tarragona, Juan Carlos Feijoo afirma que «hay muestras de rechazo sistemático por parte del Departament contra la escuela pública». Además, considera que los argumentos aportados no son consistentes «y parece que haya intereses en fomentar los centros privados y concertados».

Temas

Comentarios

Lea También