Los paradistas aceptan seguir mientras no llegue el nuevo Mercat del Carrilet de Reus

Catorce de las dieciséis paradas han renovado el contrato con el Ayuntamiento garantizando su actividad dos años más

Francesc Gras

Whatsapp
Una clienta comprando ayer al mediodía en la parada Fruites i Verdures Mercè del Mercat del Carrilet.  FOTO: Alfredo González

Una clienta comprando ayer al mediodía en la parada Fruites i Verdures Mercè del Mercat del Carrilet. FOTO: Alfredo González

Isabel Basora regenta la carnicería Isabel desde que el Mercat del Carrilet de Reus abriera sus puertas hace más de 30 años. De hecho, ella es una de las pocas personas en activo que ha vivido toda su transformación, pasando de su época dorada a los momentos más complicados. Y el actual, sin duda, es uno de ellos. El Mercat del Carrilet, y su entorno más inmediato, requiere de una mejora urgente que lo sitúe nuevamente en el mapa. 

El Ayuntamiento de Reus trabaja de forma decidida en esta dirección desde hace varios meses. También ha manteniendo reuniones con distintas cadenas de supermercados para conocer el interés que suscita la creación y gestión de un nuevo Carrilet. 

Un proceso, según explicaron en su día desde Reus Mobilitat i Serveis, que había sido «muy positivo». No obstante, y mientras que la esperada reforma no se produzca, la actividad del mercado está garantizada. Esto es así porque la inmensa mayoría de los paradistas, 14 de los 16 que tienen el negocio en marcha, han decidido aceptar y firmar un nuevo contrato de arrendamiento de dos años de duración, ya que el actual llega a su fin este mismo mes. Aún así, los dos concesionarios que todavía no han firmado podrían hacerlo antes del 30 de junio o, incluso, traspasar la parada. Una medida, según aprobó la junta de gobierno local, que permitirá «compatibilizar el servicio del mercado con la realización y tramitación del conjunto de actuación necesarias» para la ejecución del nuevo mercado.

La reforma del Mercat del Carrilet ha estado presente en los programas electorales de todos los partidos antes del 26-M

Isabel Basora se muestra esperanzada con la llegada de un nuevo equipamiento, a pesar de reconocer que el proyecto todavía genera dudas porque no conocen ningún detalle. Una idea que sustentan, también, desde la parada Carnisseria Montserrat Ripollès. No obstante, ambas paradistas han decidido continuar adelante y firmar el contrato porque siguen contando con la confianza de muchos clientes y porque «creemos en la viabilidad del Carrilet si se hacen bien las cosas». 

Mercè Domínguez, de Fruites i Verdures Mercè, explica que hacen falta muchas mejoras para impulsar el mercado y que se puedan abrir más paradas, algunas de ellas cerradas por falta de relevo generacional. «Nosotros somos productores y trabajamos con productos de proximidad y de calidad que la gente que nos conoce valora mucho», apunta Mercè, que desde hace años también vende a través de la web fruitacasa.com

Imagen virtual del proyecto residencial y de mejora ideado para la zona del Carrilet. FOTO: Cedida

Nuevo mercado con viviendas

El proyecto que se ha venido trabajando por parte del Ayuntamiento contempla una reforma del mercado, de todo su entorno y de construir un bloque de viviendas que podría alcanzar las 11 plantas. Se trata de un proyecto que todavía está en la fase inicial pero surge con fuerza como la única posibilidad de relanzar la zona sur como puerta de entrada de la ciudad a través de la plaza del Canal

La apuesta residencial (la zona permite también un uso hotelero y de oficinas) pasa por la rehabilitación del Mercat del Carrilet. Además, el consistorio también dispone de un estudio complementario realizado por el Institut Municipal de Mercats de Barcelona (IMMB) que aconsejaba la realización de un equipamiento integrado en la zona y con proyección comercial, apostando y potenciando la proximidad.

Además, la actuación también cobraría sentido por las facilidades que presenta el espacio para convertirse en un nodo de servicios y comunicaciones, entre ellos la estación de buses y, si termina siendo una realidad, el apeadero de Bellissens.

Temas

Comentarios

Lea También