Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Reus Comercio

Los paradistas del Mercat Central de Reus prevén implementar las compras ‘online’ a finales de julio

En marzo arrancó la prueba piloto a través de una aplicación de Ulabox para realizar pedidos. Los comerciantes creen que les ayudará a llegar a otro perfil de clientes

Carmina Marsinach

Whatsapp
Las ventas ‘online’ en el Mercat Central han disminuido a medida que el confinamiento se ha ido relajando. FOTO: FABIÁN ACIDRES

Las ventas ‘online’ en el Mercat Central han disminuido a medida que el confinamiento se ha ido relajando. FOTO: FABIÁN ACIDRES

Los paradistas del Mercat Central de Reus esperan poder implementar de forma definitiva las compras online a finales de este mes de julio. El pasado 9 de marzo, la semana antes de que se decretara el estado de alarma por el Covid-19, se puso en marcha la prueba piloto a través de una aplicación móvil de Ulabox.

Hasta ahora eran siete las paradas que formaban parte de esta prueba piloto, pero se acabarán sumando más de 12. «Al principio había pocas comandas y pudimos gestionarlo bien, pero con el confinamiento hubo una explosión online, tanto a través de la aplicación como por WhatsApp o por teléfono», explica el presidente de los paradistas del Mercat Central, Ildefons Vidal. En este periodo de prueba, la aplicación tan solo ha estado operativa entre unos pocos clientes y a los paradistas les ha servido para gestionar mejor la preparación de los pedidos, cómo servirlos o la temporización. Por el momento, las comandas que se hacen antes de las 11.30 horas se reciben al mismo día y las que se realizan posteriormente, al día siguiente.

La aplicación de Ulabox se abrirá a todo el mundo durante las próximas semanas. FOTO: Fabián Acidres

Los comerciantes esperan que a finales de julio ya se puedan realizar compras online de forma conjunta en el mercado y en el supermercado. Según Vidal, a medida que han ido pasando las fases de la desescalada, la venta online ha ido disminuyendo. La implementación definitiva de la aplicación de Ulabox debía llevarse a cabo a finales de mayo, pero se retrasó por la crisis del coronavirus.

Esta semana, algunas de las paradas que se incorporarán a la aplicación han estado realizando las fotos de sus productos.

El presidente de los paradistas señala que están muy contentos: «Es una app sencilla, súper fácil de usar y muy visual (…) funciona y creemos que funcionará y que ha venido para quedarse».

Núria Caballé, de la Polleria Rosa Riba, explica que estuvo muy bien que la app se pusiera en marcha justo antes del confinamiento y que ayudó a que las ventas no cayeran tanto. «Pero ahora, de momento, la gente sigue llamando más por teléfono», explica.

Por su parte, Fina González, de la carnicería Casa Pladevall, señala que están contentos de cómo ha funcionado: «Hubo muchas entradas durante el confinamiento» y cree que las compras online irán a la alza en un futuro. Ahora los pedidos a través de la app han disminuido y señala que muchos clientes tienen ganas de salir y prefieren «un trato más personal y poder ver el género».

Montse Tremosa, de la carnicería Tremosa aún no se ha adherido a la plataforma de Ulabox, pero prevé hacerlo en breves. «Lo vemos necesario. Necesitamos más perfiles de gente. El perfil que comprará online no será el mismo que el que viene aquí en el mostrador. Tendremos un abanico más grande de clientela», dice.

Las ventas de algunas paradas siguen siendo inferiores que antes del estado de alarma

Durante el estado de alarma han atendido muchos pedidos por teléfono, sobre todo de gente mayor. Algunos lo pasaban a recoger sus hijos y a otros, les llevaron las compras en casa.

¿Nueva normalidad?

Tras las fases de la desescalada y con la nueva normalidad, algunos de los paradistas señalan que las ventas se han vuelto a estabilizar mientras que otras señalan que sus ventas han sido inferiores: «Vamos un poco al ralentí (…) la gente mayor aún tiene miedo de salir. Es complicado hablar de nueva normalidad, porque la situación aún no lo es», explica Montse Tremosa.

Los paradistas señalan que la ampliación de los horarios prevista a partir de octubre aún está por debatir y consensuar. Creen que con la rehabilitación de las instalaciones en julio para ampliar las zonas de paso derribando cuatro paradas, la implementación de los nuevos horarios se retrasará.

Temas

Comentarios

Lea También