Más de Reus

Los paradistas del Mercat del Carrilet de Reus protestan contra su cierre

Un centenar de personas secundan la protesta con el lema ‘somos un servicio esencial’

C. Valls

Whatsapp
Imagen de la protesta de la Plataforma ‘Salvem el Carrilet’ en la plaza del Mercadal.  FOTO: Alba Mariné

Imagen de la protesta de la Plataforma ‘Salvem el Carrilet’ en la plaza del Mercadal. FOTO: Alba Mariné

Un centenar de personas se congregaron este sábado en la plaza del Mercadal de Reus para protestar, una vez más, contra del cierre del Mercat del Carrilet, marcado para junio de 2021. La concentración la secundaron paradistas, en su mayoría mujeres trabajadoras, de la Plataforma ‘Salvem el Carrilet’, además de familiares suyos y vecinos y vecinas, quienes suelen ir a comprar al equipamiento municipal. 

Los asistentes se colocaron delante del edificio del Ayuntamiento y mostraron numerosas pancartas con consignas variadas: «Nos sentimos engañados», «somos un servicio esencial» y «salvemos el Carrilet», entre otros. De esta manera, acabaron de hacer visible en el casco antiguo de la ciudad su lucha ante el resto de la ciudadanía reusense. 

«Denunciamos una grave injusticia. Aún esperamos una respuesta por parte del Ayuntamiento que justifique el cierre. Este hecho significa dar la espalda a las trabajadoras y a la vecindad de la zona sur de la ciudad», expresó, micrófono en mano, una de las paradistas.

Repasó los orígenes de la problemática y recordó el estudio del Institut Municipal de Mercats de Barcelona, en el que «se definía la viabilidad de la construcción de un nuevo mercado, documento al que no se ha hecho caso y proyecto de transformación que reivindicamos», dijo. Puntualizó, también, que se les hizo «firmar, de mala fe, unos contratos que incumplían el acuerdo de la junta de gobierno local de 2018», los cuales quieren renovar ahora, reiteraron los paradistas; y así lo pidieron en la última comparecencia de prensa organizada días atrás en el mercado. 

Generaciones de clientes

Tras dicha intervención, le siguió otra, de una nueva paradista: «Son 38 años los que estoy trabajando, venía de las Peixateries Velles y también nos echaron de allí. Somos mujeres que sustentamos a familias enteras», manifestó.

Durante el acto, también intervino una joven, clienta y vecina del mercado de productos frescos. Ésta leyó un escrito explicando su indignación por el cierre, tras ser la cuarta generación en su familia asidua al Carrilet. «Tengo muchas preguntas, pero una de las más importantes es dónde van a ir a comprar nuestros mayores. El mercado nos ha proporcionado alimento durante la pandemia, es uno de los puntos de proximidad más importantes de la zona en la que vivimos», apuntó. Tras alzar todos la voz una vez más, apareció al micrófono la concejala de la CUP, Mònica Pàmies, quien se sumó a la causa e invitó a los presentes a añadirse a otra concentración reivindicativa en la plaza Prim, que reclamaba mejoras laborales.

Por otro lado, en la manifestación estuvieron presentes miembros del PSC de Reus. En este sentido, el portavoz socialista, Andreu Martín, proclamó que «estamos al lado de los paradistas y de los vecinos que perderán un comercio próximo y de calidad». «Las personas afectadas tienen que saber que los grupos municipales son elementos de apoyo, estamos con ellos y continuaremos con la batalla en la calle. Es absurdo cerrar una instalación sin una alternativa de actividad», resolvió.
Una vez en la plaza Prim, miembros de la Plataforma ‘Salvem el Carrilet’ y demás presentes mantuvieron su reivindicación.

Temas

Comentarios

Lea También