Más de Reus

Los paradistas del Mercat del Carrilet de Reus seguirán luchando por su continuidad más allá de 2024

Se muestran aliviados tras la rectificación del gobierno de no cerrar el mercado este año y agradecen todo el apoyo recibido de la ciudadanía, pero sin perder de vista el reto de futuro

Montse Plana

Whatsapp
El ambiente del Mercat del Carrilet es de gran alivio. FOTO: Alba Mariné

El ambiente del Mercat del Carrilet es de gran alivio. FOTO: Alba Mariné

Pasaban unos minutos de las diez de la mañana cuando un grupo de paradistas del Mercat del Carrilet se acercó a la parada número 38 –cerrada y que antiguamente había ocupado una pescadería– para descolgar una pancarta, en la que se podía leer: «Salvem el Mercat del Carrilet». Era símbolo de haber ganado la lucha contra el cierre del mercado, previsto para finales de junio de este año. Justamente este miércoles por la tarde, el gobierno local anunciaba lo inesperado: el Mercat del Carrilet seguirá abierto hasta 2024, renovando los contratos con las actuales 14 paradas (25 puestos de trabajo) hasta el 30 de junio de ese año. 

Un giro deseado por paradistas, oposición y vecinos, pero que cogía por sorpresa después que justo en la sesión plenaria del pasado viernes el gobierno defendiera, una vez más, que en medio año el Mercat del Carrilet bajaría la persiana para dar paso a un proyecto de transformación de la zona. El motivo de la rectificación: «La situación provocada por la pandemia, únicamente por eso», subrayaba el alcalde de Reus, Carles Pellicer, a lo que la vicealcaldesa, Noemí Llauradó, añadió: «El Mercat genera pérdidas, aunque priorizamos no perder puestos de trabajo». Por eso mismo, mientras que ayer los paradistas descolgaban la pancarta reivindicativa, se oyó el comentario: «La guardaremos por si acaso». De mientras, empleados de paradas cercanas que estaban presenciando el momento desde sus puestos de trabajo paraban un momento para dedicar un aplauso a la acción simbólica.

Paradistas descolgando la pancarta reivindicativa. FOTO: Alba Mariné

La alegría de tener mercado por, al menos, tres años más, invadía a paradistas y clientes. Aun así, son conscientes de que la lucha no ha terminado. Y es que ahora, 2024 es la fecha que plana por encima de su futuro. «Estamos muy contentos, sean cuales sean los motivos que han llevado al gobierno a cambiar de juicio. Pero es evidente que esto no termina aquí, lucharemos para que entre un nuevo operador, para que estemos incluidos en el futuro proyecto», comenta la presidenta de los paradistas, Maria Jesús Querol, desde detrás del mostrador de Carnisseria Montserrat Ripollès. También Toñi Juan, de Polleria Felisa, subrayaba que la lucha no termina. 

La incertidumbre de su futuro sigue, aunque ahora a medio plazo. Toñi explica que en la reunión que mantuvieron los paradistas con el gobierno este pasado miércoles preguntaron «si nosotros estamos incluidos en el futuro proyecto. Lo que nos comentaron es que si no se contemplaba un mercado, habría una zona de producto fresco y de proximidad». 

Lo que sí han dejado aparcado los paradistas del Mercat del Carrilet es la denuncia que tenían prevista interponer esta misma semana por incumplimiento del contrato. «Esta  misma semana teníamos previsto iniciar los trámites, pero con el anuncio del gobierno, se ha paralizado», asegura Maria Jesús Querol.

A pesar del ‘run run’ sobre su continuidad o no más allá del 30 de junio de 2024, el ambiente en el Carrilet es de alegría y agradecimiento. Y no únicamente entre los paradistas, sino también entre la clientela, que habían visto peligrar el único punto del barrio donde comprar producto fresco y de proximidad. «¡La noticia es fenomenal!», exclama Antonia Ortega. Es vecina de la zona y clienta habitual del mercado. Explica que productos como el pez o la carne los prefiere bien frescos, «ver el género, escoger, ver cómo lo cortan... y no que esté ya envasado». También destacaba el trato personal de los paradistas, «muy familiar, nada que ver con un supermercado». Antonia, como muchos vecinos del barrio del Carrilet y la zona, es de las que ha mostrado su apoyo total a la continuidad del mercado, «fui también a la manifestación», recuerda.

La gran preocupación vecinal era quedarse sin un servicio esencial para el barrio. Y es que, como han destacado siempre, en la zona no hay ninguna otra tienda donde comprar producto fresco y de proximidad, sólo supermercados. La alternativa de ir hasta el Mercat Central tampoco la encuentran viable los vecinos, dado que muchos de los clientes habituales son personas mayores para quienes la proximidad es esencial.

«La zona tiene la necesidad de tener un mercado», remarca por su lado Maria Hernández, de Pesca Salada Hernández. Esta paradista confía en que el Carrilet tenga futuro, «que esto no se quede aquí, y que vaya a más». Muestra de la necesidad de continuar con la actividad, relataba que muchos clientes se acercaron ayer a primera hora de la mañana para felicitarlos. En esta línea también se expresaba la presidenta de los paradistas, Maria Jesús Querol, que explica que ya el miércoles por la tarde, al darse a conocer la noticia, había recibido llamadas telefónicas para felicitar el logro. «Damos las gracias a vecinos, clientes, la asociación vecinal del Carrilet, Unió de Pagesos... por todo el apoyo recibido. Nos hemos sentido muy acompañados».

Temas

Comentarios

Lea También