Los parkings gratuitos llevan los coches a las afueras de Reus

La ciudad ha acondicionado, durante los últimos meses, un total de 459 plazas de aparcamiento gratuito

Montse Plana

Whatsapp
En el solar de la avenida Països Catalans se han habilitado 275 plazas de aparcamiento gratuito. FOTO: Alba Mariné

En el solar de la avenida Països Catalans se han habilitado 275 plazas de aparcamiento gratuito. FOTO: Alba Mariné

En los últimos dos meses, Reus ha ampliado de forma importante la oferta de aparcamiento gratuito. En total, se han puesto en marcha 459 plazas –todas ubicadas en la periferia de la ciudad– con la finalidad que los vehículos no entren en el centro y, por otro lado, dar respuesta a una demanda vecinal. Y es que, ante la falta de aparcamiento gratuito en el centro, las zonas periféricas se llenan de coches. De momento, las valoraciones de vecinos y usuarios son positivas: «Conozco a mucha gente que, des que han acondicionado el parking de Països Catalans, estacionan el coche aquí para dirigirse al centro», subrayaba ayer un usuario y vecino de la zona, Josep Francesc.

Se da respuesta a una demanda vecinal por la falta de plazas que había en la periferia

A finales de febrero, empezaron las obras de construcción del aparcamiento del Velòdrom, con capacidad para 68 plazas y, desde entonces, distintos solares de Reus se han ido transformando poco a poco. Uno de los cambios más destacados se ha producido en la avenida Països Catalans. En este punto, la gente usaba un solar en malas condiciones para aparcar. Era de tierra, lleno de baches que, los días de lluvia se convertían en charcos. «Si conduces un coche alto, no hay problema, pero si no es el caso, debe irse con cuidado, porque con un coche bajo tocas el suelo», describía a principios de marzo Maria José, una usuaria habitual de este parking antes que se iniciasen las obras.

Un mes más tarde, vecinos y usuarios aplauden los trabajos. Incluso hay quien se siente más seguro. Es el caso de Marc Pujol, un joven que vive cerca de esta zona que antes de las obras ya aparcaba en el solar de Països Catalans, «pero hacía un poco de miedo. Había algunos coches con las ruedas reventadas, y la verdad es que ahora, uno se siente más seguro», explicaba Pujol, quien asegura que usa a diario este parking.

Otros, han empezado a usarlo recientemente, a raíz de las obras de acondicionamiento. Es el caso de Josep Francesc y su pareja. Ayer al mediodía estaban aparcando en esta zona. «Vivimos cerca y antes no lo usábamos nunca. Estaba en muy mal estado, pero ahora es fantástico. El suelo está en condiciones y las plazas están ordenadas», valoraba Francesc. En la misma línea se expresaba Miquel Soronellas. En su caso, dispone de una plaza privada «y el segundo coche lo estacionamos en este parking», explicaba. Además, los usuarios remarcan que es «imposible» aparcar en el centro de Reus, «así que la mejor opción es dejarlo por esta zona e ir andando, que es lo que hacen muchos amigos míos», añade Josep Francesc.

Más allá de las 68 plazas del nuevo parking del Velòdrom y las 275 de Països Catalans, el Ayuntamiento ha finalizado, justo estas últimas semanas, los trabajos en tres aparcamientos nuevos. Se tratan de 66 nuevas plazas en el barrio Sol i Vista (24 en el arrabal de Sol i Vista y 42, en la calle de Roger de Llúria) y 50 plazas más en la calle de Sor Lluïsa Estivill. Las obras de acondicionamiento de estos tres puntos han sido realizadas por la empresa Eiffage Infraestructuras, SAU con un presupuesto de 75.625 euros. Además, la previsión es que la oferta de aparcamiento gratuito se amplíe con 25 plazas más, en este caso ubicadas en la calle de Falset (cerca de Països Catalans y de la calle Sor Lluïsa Estivill). En total, la ciudad habrá ganado 484 plazas gratuitas, que se suman a las ya existentes: 140 en el barrio Gaudí y 200 delante del instituto Pi del Burgar. En total, 824 plazas gratuitas distribuidas en distintos parkings ubicados a la periferia de la capital del Baix Camp.

«El nuevo aspecto del parking da más seguridad. Antes daba miedo»
Marc Pujol, usuario

Respuesta a una necesidad

Reus necesitaba ofrecer una alternativa gratuita a las personas que visitan la ciudad. Y es que todas las opciones de aparcar en el centro pasan por ser de pago. Por un lado, la mayoría de calles de la capital del Baix Camp están reguladas como zona azul (815 plazas a 1,80 euros la hora). Sino, debe dejarse el coche en alguno de los aparcamientos municipales subterráneos, con capacidad de hasta 3.210 plazas, o en el parking del Pallol, que ofrece distintas tarifas. 

«Ha mejorado mucho. Antes no venía tanta gente a aparcar»
Miquel Soronellas, vecino

Con esta situación, mucha gente que visita Reus o que trabaja en la ciudad, opta por estacionar en la periferia, lo que colapsa de coches los barrios. Ante una creciente demanda por parte de los vecinos, el Ayuntamiento ha decidido apostar por la adecuación de distintos solares. «Es muy complicado estacionar en toda esta zona [la de la avenida Països Catalans]. Ahora, lo que esperamos es que no se convierta en aparcamiento de pago», pide Josep Francesc. 

Pero no únicamente los vecinos pedían que se habilitasen plazas de parking, sino que los comercios de la zona también consideraban que la medida era esencial. Y es que «es muy difícil aparcar», se comenta desde algunos comercios de la calle Mare Molas. Por este motivo, consideran que la apertura de nuevas plazas puede ayudar a dinamizar la zona y que la clientela pueda estacionar con más facilidad. 

«Ahora hemos empezado a aparcar el coche en Països Catalans»
Josep Francesc, usuario

Además, el Ayuntamiento busca minimizar los coches que entran en el centro, con la finalidad de disminuir la contaminación y mejorar la movilidad de los peatones, así como fomentar el uso de la bicicleta.  

Temas

Comentarios

Lea También