Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Reus Hospital Sant Joan de Reus

Los profesionales de Urgencias piden que se desinfecte el área afectada por sarna

Significaría tener que cerrar el servicio durante unos días, «y esto no interesa», aseguran

Carla Pomerol/ J.Morales

Whatsapp
Imagen de la semana pasada de la sala de espera de las Urgencias del Hospital Sant Joan de Reus. FOTO: alfredo gonzález

Imagen de la semana pasada de la sala de espera de las Urgencias del Hospital Sant Joan de Reus. FOTO: alfredo gonzález

Los ánimos entre los trabajadores de Urgencias del Hospital Sant Joan de Reus están más calmados, después del brote de sarna que se hizo público la semana pasada y que, actualmente, afecta a unas 35 personas, todas ellas enfermeros y camilleros.

El cabreo y la preocupación no desaparecen de los rostros de los trabajadores, que recriminan a los directivos del centro hospitalario no haber actuado hasta que la información llegó a los medios de comunicación.

«Si se hubiera tratado antes, seguramente no hubiéramos llegado a los 35 afectados», asegura un enfermero

El personal también está enfadado porque algunos de los responsables del hospital han asegurado que el foco de la enfermedad se encuentra en una sala donde los trabajadores desayunan y dejan sus batas e indumentaria del trabajo.

Los profesionales no creen que el foco esté allí.
Por otro lado, la preocupación es el sentimiento más común entre los trabajadores, que piden que se desinfecte «de una vez por todas» el servicio de Urgencias.

«No hemos visto ningún especialista limpiando o desinfectando en espacio. Creemos que se debería hacer», explica otra enfermera, quien añade que «entendemos que esto implicaría cerrar el servicio durante unos días, y esto no interesa al hospital».

Los afectados siguen trabajando en sus puestos habituales y el tratamiento consta de ponerse tres veces al día la loción. El hospital ha ofrecido al resto de trabajadores, que no están afectados, tratarse de manera preventiva.

«Cuando entramos a trabajar, lo primero que hacemos es preguntarnos, entre nosotros, si nos ha salido alguna erupción en la piel o si nos pica alguna parte del cuerpo», asegura una trabajadora, quien añade que «el tratamiento es un tanto agresivo y, por lo tanto, hay empleados que prefieren no seguirlo».

A modo de anécdota, el propio personal sanitario está investigando otros métodos, para poder tratarse, como por ejemplo, unas cremas de un herbolario, aseguran. 

Las conversaciones entre los trabajadores se centran en la sarna y sus síntomas. Pero no es así entre los pacientes y médicos y enfermeros.

El personal confirma que se ha reducido el número de usuarios desde que la noticia salió en los medios de comunicación, pero no se atreven a atribuirlo al brote de sarna.

Actuación de oficio del Síndic

Por su parte, el Síndic de Greuges de Catalunya, Rafael Ribó, ha decidido actuar de oficio y pedir información al Departament de Salut de la Generalitat de Catalunya por los dos brotes de sarna aparecidos en el Hospital Sant Joan de Reus y en la escuela Montoliu de La Riera de Gaià.

A través de un comunicado, el Síndic de Greuges apuntaba ayer que considera conveniente que la administración catalana informe sobre la activación de protocolos de inspección, vigilancia y control, y el seguimiento de la evolución del brote en ambos centros.

Desde el Departament de Salut aseguraron ayer que las encuestas epidemiológicas descartan que los casos de Reus y La Riera de Gaià tengan relación

Las mismas fuentes confirmaron que, tanto las cuatro personas de la comunidad educativa del colegio Montoliu como sus familiares directos, ya han recibido tratamiento y ya han dejado de ser portadores de la enfermedad que provoca erupciones y escozor de piel.

La noticia sobre el primer foco de sarna en el Camp de Tarragona saltó el pasado jueves 18 de enero, cuando el Diari avanzó a primera hora de la tarde en su página web la noticia sobre la detección de un brote de sarna entre los trabajadores del servicio de Urgencias del Hospital Sant Joan de Reus, concretamente entre enfermeras, camilleros y médicos.

La dirección del centro reaccionó rápidamente y ese mismo día informó de la detección de 22 trabajadores afectados –entre enfermeros y camilleros–, y de que todos ellos ya habían recibido el tratamiento correspondiente y estaban trabajando con normalidad. También destacaron que se habían adoptado las medidas pertinentes para evitar nuevos casos.

No obstante, en los días sucesivos, el Hospital Sant Joan de Reus fue actualizando la cifra de afectados hasta los 35 actuales que informó el pasado lunes. Se espera que hoy jueves emita un nuevo comunicado explicando cómo está la situación.

Paralelamente, este martes se conocía la aparición de un nuevo brote de sarna en el Camp de Tarragona, en la Escola Montoliu de La Riera de Gaià. El Departament de Salut, en esta caso, informó de que eran cuatro los casos y que ya se les había aplicado el tratamiento.

La sarna no es una enfermedad infrecuente y puede afectar a cualquier persona, independientemente de su edad, raza, clase social y hábitos de higiene. Se trata con lociones, cremas o pomadas antiparasitarias que actúan inmediatamente después de su aplicación.

Temas

Comentarios

Lea También