Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Reus

Los resultados del 28-A en Reus, barrio a barrio

Los republicanos ganan en siete de los 13 colegios electorales. Los socialistas suman cerca de 5.000 votos más y el PP se desploma

Francesc Gras

Whatsapp
Imagen de la jornada electoral del domingo en el Institut Salvador Vilaseca de Reus, donde se superó el 70% de participación.  FOTO: Pere ferré

Imagen de la jornada electoral del domingo en el Institut Salvador Vilaseca de Reus, donde se superó el 70% de participación. FOTO: Pere ferré

Las elecciones generales en Catalunya tuvieron un claro vencedor: Esquerra Republicana. También en Reus, donde el partido siguió la misma tónica logrando los mejores resultados de todo su historia. Los republicanos se quedaron cerca de los 13.000 votos y fueron primera fuerza en siete de los 13 colegios electorales. Entre ellos y el PSC se repartieron todos los barrios de la ciudad y sin dejar opción al resto de formaciones. Buena muestra del empuje electoral de ERC se vio en colegios como el Prat de la Riba o Joan Rebull, históricos feudos convergentes. En ambos, además, la participación ciudadana fue la más elevada superando el 80%, unos porcentajes de auténtico récord. De hecho, los republicanos supieron capitalizar como ninguna otra formación la espectacular participación en la ciudad. 

Esto, unido a su rol de liderazgo en el sector independentista, hicieron que ERC sumara cerca de 5.000 votos más que en las estatales de hace cuatro años. «Hemos crecido a través de la participación y de la mano de una nueva hornada de votantes que nos ven como una fuerza progresista, republicana e independentista», manifestaba ayer la líder del partido en Reus, Noemí Llauradó, quien no escondía la satisfacción por los resultados obtenidos. 

A pesar de que unas elecciones generales no son comparables con las municipales, la cercanía entre los dos comicios hace que los resultados sean escudriñados hasta el último detalle. «Haber sido la primera fuerza nos impulsa a las municipales del 26-M con mayor optimismo», sentenciaba Llauradó.

De forma parecida opinaba ayer el alcaldable socialista, Andreu Martín, después de que su partido fuera el otro gran vencedor de la noche electoral. El PSC hacía tiempo que no lograba unos resultados similares e imponiéndose en todos los colegios electorales donde no ganó ERC. Además, recuperaron el músculo electoral que durante décadas pasadas había capitalizado en colegios como Rosa Sensat, Cèlia Artiga o Teresa Miquel i Pàmies. 

«La sensación es que las municipales serán una segunda vuelta de las generales. En el mes que queda para su celebración tenemos que seguir trabajando en la mirada local y mantener la confianza de los electorales», manifestaba Martín. En números absolutos, los socialistas obtuvieron 12.060 votos, unos 5.000 más que en 2016 y quedándose a 800 de los republicanos.        

JxCAt se mantiene y Podem baja

El partido del alcalde Carles Pellicer, Junts per Catalunya, logró mantener los mismos resultados que hace cuatro años a pesar de que las encuestas nacionales vaticinaban unos malos resultados. Eso sí, a diferencia de los otros comicios, la antigua CDC no se impuso en ningún colegio electoral. En Comú Podem sí que perdió  más de 2.000 votos en comparación con las generales de hace cuatros años, cuando se convirtió como la fuerza más votada con  8.402 votos. 

Pero sin duda, el gran perdedor de la jornada del domingo fue el Partido Popular, que vio como perdía 4.000 votos desde el 2016 y, lo que es peor, fue superado por Vox. El partido de ultraderecha se quedó a tres sufragios de los 3.000 votos y relegó a los populares al tercer puesto entre las fuerzas constitucionalistas en la ciudad. En el colegio electoral del Pavelló Olímpic fueron la quinta fuerza más votada con 426 votos, cerca de un 9% del total. Por su parte, Ciudadanos también se vio beneficiado por el comportamiento electoral producido en el resto del Estado y aumentó unos 2.000 votos convirtiéndose en la tercera fuerza más votada. 

Primera alcaldesa. ERC dobló en votos ayer a JxCAT. El 26-M, la fuerza republicana se notará

Articulo de opinión de Carla Bergadà

Quién sabe si Noemí Llauradó podría pasar a la historia como la primera alcaldesa de Reus. Cierto es que los resultados de las elecciones generales no suelen ser un claro reflejo de las municipales, pero el 28-A la fuerza republicana se impuso con ‘demasiada’ claridad en la ciudad. Si ERC consigue mantener sólo un poco más de la mitad de sus votantes, tendrá el poder del plenario. 
El escenario del 26-M se presenta completamente incierto y dividido. Pondría la mano en el fuego por que los resultados electorales de el pasado domingo han acabado de hacer temblar al actual gobierno municipal, que lleva ocho años sin ver peligrar tanto su feudo. Dicen que los cambios siempre son para mejor. Sobre todo si la participación se acercara, aunque fuera de refilón, a la del 28-A.

Temas

Comentarios

Lea También