Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los reusenses pagarán por los contenedores quemados en 2016

El año pasado ardieron más de 80 unidades, con especial incidencia en las zonas norte y sur, superando la cifra que la concesionaria está obligada a sufragar

F. Gras

Whatsapp
Avinguda de Riudoms. Un contenedor quedó calcinado la tarde del día de Navidad, en la Avinguda de Riudoms, muy cerca del Parc de la Festa, próximo al Parc dels Capellans. Foto: DT

Avinguda de Riudoms. Un contenedor quedó calcinado la tarde del día de Navidad, en la Avinguda de Riudoms, muy cerca del Parc de la Festa, próximo al Parc dels Capellans. Foto: DT

La lacra de los contenedores quemados se convirtió el año pasado en la máxima expresión del incivismo callejero. Más de 80 unidades ardieron en 2016 concentradas, principalmente, en las zonas norte y sur de Reus. La calle Ample y sus alrededores y la calle Sol i Ortega y el barrio Mas Pellicer fueron los principales exponentes. Además, este tipo de actos vandálicos afectarán al bolsillo de los reusenses.

El abultado número de casos registrados el año pasado obligará al consistorio a tener que pagar buena parte de su reposición. Esto es así porque el contrato que Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) tiene con el Ayuntamiento obliga a la empresa a pagar los contenedores afectados hasta el 2% del total de unidades que se encuentran en el calle. En Reus se cuentan unas 2.600 unidades y su coste de reposición –precio de mercado– es de 1.500 euros.

El número de contenedores quemados supera ampliamente el centenar si se tienen en cuenta los casos ocurridos en diciembre de 2015 y los daños de menor calado causados en los distintos conatos de incendios. Las medidas preventivas implantadas, como dotar de extintores las patrullas de la Guàrdia Urbana, han ayudado a minimizar los daños. Desde el consistorio también han empezado una actuación de reposición de las actuales unidades por otras mucho más resistentes al fuego. De momento, este tipo de contenedor está instalado en dos céntricas calles de la ciudad.

 

Temas

  • REUS

Lea También