Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

«Los reusenses tienen que recuperar la autoestima»

Noemí Llauradó confía con la victoria de ERC después de los resultados de las generales

M. Plana

Whatsapp
«Los reusenses tienen que recuperar la autoestima»

«Los reusenses tienen que recuperar la autoestima»

ERC Reus encara las elecciones municipales con mucha confianza. «Vivimos el 28-A como una previa», aseguraba la alcaldable republicana Noemí Llauradó, quien recordó ayer a última hora de la tarde, ante más de un centenar de personas reunidas en la plaza Evarist Fàbregas, que 12.000 reusenses «nos votaron en las generales». Con estas cifras, Llauradó ve posibilidades de llegar a la alcaldía y hacerlo como primera alcaldesa de Reus. Más que ‘posibilidades’, la cabeza de lista de ERC está «convencida» que esto sucederá. «Será la primera vez desde la Segunda República, con Evarist Fàbregas», recordaba Llauradó, con lo que dejaba claro que no era casual la plaza escogida para realizar el acto central de campaña. 

Un acto que contó con caras bien conocidas, como la del conseller de Educació, Josep Bargalló. «La República no se podrá hacer sin los municipios», dijo Bargalló, que reclamaba teñir de amarillo el mapa de Catalunya. El conseller centró parte de su discurso en los políticos presos. Explicó que justo este sábado visitará, en la prisión de Soto del Real, a Oriol Junqueras y a Raül Romeva, «la primera vez que los veré después de las elecciones generales». En materia de educación, elevó el «buen trabajo» realizado en Reus, aunque también marcó algunos retos: la segregación, «un problema no únicamente de Reus, sino de todas las ciudades, y también de Europa». «La educación necesita de políticas educativas y también de comunitarias, y éstas últimas las tiene que hacer el Ayuntamiento», señaló.

Diálogo y consenso

La cabeza de lista de ERC Reus, Noemí Llauradó, se presentó con tres prioridades: recuperar la autoestima de los reusenses, estabilidad de gobierno y diálogo, y consenso. «Queremos un Reus crítico, pero sin complejos», exclamó la alcaldable republicana, quien propuso «mejorar las debilidades y potenciar las fortalezas». «Tenemos que trabajar para que los reusenses recuperen la autoestima», apuntaba Llauradó, como principal reto a encarar en los próximos años.

También apeló a un gobierno «fuerte, estable, decidido, comprometido y honesto» y, a al vez, «mantener las vías abiertas al diálogo». Y es que, como se encargó de recordar la cabeza de lista, «es necesario el consenso, porque no éstos no son momentos de mayorías». 

La republicana explicó su apuesta por un plan educativo de ciudad, la cultura como servicio público y trabajar por una ciudad cohesionada. «Somos conscientes que falta vivienda social», reconoció. Fue en este punto cuando Llauradó se atrevió a pedir «responsabilidades sociales» a los bancos y a la necesidad de ceder pisos vacíos. En materia de salud, aseguró que «la situación del Hospital Sant Joan ya está resuelta gracias a un acuerdo con Generalitat» y que debe «consolidarse su carácter universitario».

«Salimos a ganar. Reus puede ser una ciudad mejor», repitió como lema Noemí Llauradó en un acto que se sirvió como ‘banda sonora’ la canción de Doctor Prats, Caminem lluny, haciendo referencia a la República. Quien también participó en el acto fue la candidata por Tarragona a las elecciones europeas, Helle Kettner, quien bromeó de ser «TTV, es decir, de Tarragona de toda la vida», aunque es de origen danés. «En el fondo sois [los ganxets] muy buena gente, y la candidatura de la Noemí lo demuestra», dijo Kettner, quien subrayó que se tiene que «luchar y combatir contra los recortes de derechos y libertades y contra la subida del fascismo».

Temas

Comentarios

Lea También