Reus Servicios

Los trabajadores de la basura de Reus iniciarán movilizaciones

Reclaman que se haga un peritaje para aclarar si se ha incurrido en baja temeraria y, si fuera necesario, realizar un nuevo concurso para garantizar un buen servicio para la ciudad

CARMINA MARSIÑACH

Whatsapp
La grúa de la Guàrdia Urbana arrastrando uno de los vehículos de la limpieza. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

La grúa de la Guàrdia Urbana arrastrando uno de los vehículos de la limpieza. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

Los trabajadores de la basura de Reus iniciarán movilizaciones la semana que viene porque están en contra de la adjudicación del contrato del servicio a la empresa Valoriza-Romero. El comité de empresa reclama un peritaje externo para que se ponga de manifiesto que se trata de un contrato que incurre en «baja temeraria», es decir, que los precios están demasiado por debajo de la propuesta de licitación.

Según el secretario general de la UGT de Neteja i Sanejament de la demarcación de Tarragona, Àngel Martín De Sande, esto se traducirá en «una falta de recursos, en peores condiciones laborales y en un peor servicio para la ciudadanía de Reus». El comité reclama que se realice un nuevo concurso con precios justos para «evitar hipotecar durante 10 años la ciudad de Reus con unas condiciones horribles». De Sande asegura que el pliegue de condiciones del nuevo contrato estaba «lleno de anomalías tanto técnicas como económicas».

Probablemente cuando la adjudicación del contrato a Valoriza-Romero se apruebe por pleno, Fomento de Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) recurrirá la decisión. Los trabajadores señalan que con la impugnación, la nueva adjudicación se retrasará seis meses y no tendrán nuevos vehículos hasta prácticamente de aquí a un año.

De Sande, considera que si la situación se tiene que alargar, prefieren que «se haga bien, que se haga un peritaje y un nuevo concurso (…) no entendemos como el Ayuntamiento de Reus, plantea un servicio que es el mismo que se está haciendo de hace más 25 años» y alertan que con el actual contrato, en los próximos años «más de la mitad de los vehículos no estarán en condiciones y no se podrán reponer».

El sindicato quiere dejar claro que no culpan a las empresas de esta situación. Consideran que es el Ayuntamiento que debería poner cláusulas más claras en el pliegue de condiciones para evitar bajas temerarias que evitaran que se rebajase más del 5% del presupuesto de licitación. Y ponen de manifiesto que la FCC también se presentó al concurso con baja temeraria. «Solo se presentaron dos empresas (...) estamos convencidos al 100% de que se han hecho las coas mal», critica De Sande.

Temas

Comentarios

Lea También