Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los trabajadores del CMQ de Reus se sienten "explotados" y exigen cobrar los objetivos

La plantilla del CMQ considera injusto tener que asumir el coste del traslado del centro al viejo Hospital. Una veintena de trabajadores denuncia a la empresa por "fraude de Ley"

Francesc Gras

Whatsapp
Imagen de los trabajadores del CMQ a las puertas de la sala donde se celebra el consejo de administración. Foto: A. González

Imagen de los trabajadores del CMQ a las puertas de la sala donde se celebra el consejo de administración. Foto: A. González

Una decena de trabajadores del Centre Mèdic Quirúrgic (CMQ) se ha concentrado en el Hospital Sant Joan de Reus para protestar contra la dirección del centro, reunida esta mañana en consejo de administración. La plantilla se queja porque no cobrará las retribuciones variables en función de los objetivos, conocidas como DPO, porque la empresa ha cerrado el 2017 en números rojos.

El presidente del comité de empresa del CMQ, Eduard Mejías, asegura que son los principales damnificados del traslado del equipamiento a las dependencias del viejo hospital. "Los trabajadores estamos pagando los platos rotos. Hemos triplicado la actividad del centro siendo menos y ahora tenemos que asumir el coste del traslado. Nos sentimos explotados y maltratados". El mismo también ha manifestado que el centenar de trabajadores que integra el CMQ afronta desde hace años su futuro laboral "con gran incerteza".

La concentración se ha producido antes de la celebración del consejo de administración que debe ratificar el déficit de 181.000€ del CMQ al cierre del 2017. Una situación que se produce, por primera vez en su historia, y que no es imputable a la mala gestión de la dirección sino al traslado del centro. Según explicaron fuentes municipales la semana pasada, los números rojos surgen después de acelerar la amortización del inmueble de la Clínica Fàbregas. Una operación contable que responde a la necesidad de liquidar contablemente el traslado al centro de la ciudad, previsto para finales de este año.  

Denuncia a la empresa por "fraude de Ley"

Durante la concentración, un grupo de trabajadores también han explicado que una cuarta parte de la plantilla del CMQ ha presentado una demanda contra la empresa ante el clima de "inestabilidad, incerteza y indignación" instalado en el centro. La demanda, presentada el pasado 19 de febrero, vincula a 16 empleados que cuentan con una situación contractual "en fraude de Ley", ya que todos ellos disponen de contratos con renovaciones anuales, mensuales o por días. En algunos casos, han apuntado, se suman hasta 10 años de antigüedad continuada. Según han manifestado, desde dirección les comentan que "la interpretación que hace Intervención no les permite reconocer una contratación indefinida".  

Por todo ello, estos trabajadores reclaman que se reconozcan sus derechos "a pesar de que en el acto de conciliación celebrado esta semana la empresa se negó, en rotundo a reconocer la relación laboral como indefinidos". En este sentido, el abogado que representa a los trabajadores, Ivan Bitos, de I.B. Advocats, asegura que se está a la espera del señalamiento de los juicios para regular su relación laboral. El personal afectado también ha recordado que existen distintos precedentes entre la plantilla del Hospital Sant Joan de Reus que, finalmente, ganaron el caso. 

 

Temas

Comentarios

Lea También