Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Reus Salud

Los trabajadores del Hospital Sant Joan de Reus toman las calles en contra de los recortes

Unas 500 personas se han manifestado como protesta a las medidas 'abusivas' que propone la auditoría que se ha hecho sobre el centro

Joan Morales

Whatsapp
Un momento de la manifestación a su paso por la calle Monterols.

Un momento de la manifestación a su paso por la calle Monterols. Alba Mariné

Los trabajadores del Hospital Sant Joan de Reus han exhibido este viernes músculo y una más que aceptable capacidad de movilización ante el negro panorama que cierne sobre el centro sanitario. Unas 500 personas -incluso algunas más siendo generosos en el recuento- se han manifestado por el centro de la ciudad en contra de los más que probables recortes que están por llegar si, finalmente, la dirección del centro acaba haciendo caso al informe que ha elaborado una auditora externa.

La protesta también ha sido un ejemplo de unidad por parte de los trabajadores, ya que en la marcha han podido verse pancartas de todos los sindicatos con representación en el comité de empresa y, a diferencia de anteriores protestas, en esta ocasión también ha habido una numerosa presencia de médicos, algunos de ellos incluso jefes de servicio.

La marcha, en un ambiente muy familiar, ha partido pasados unos minutos de las seis de la tarde desde un punto simbólico, la puerta del viejo Hospital Sant Joan de Reus. Encabezada por una pancarta en la que podía leerse: ‘L’Hospital és del poble. Defensem-lo!’, los manifestantes han tardado cerca de una hora en recorrer el poco trayecto que hay entre la calle de Sant Joan y la plaza del Mercadal.

Antes, justo a medio camino en la plaza de Prim, la marcha se ha parado a los pies de la estatua del general para que los organizadores leyesen un comunicado. La encargada de hacerlo ha sido la presidenta del comité de empresa del Hospital Sant Joan de Reus, Alícia Martín, quien ha calificado de «abusivas» las medidas que propone aplicar la auditoría para paliar el déficit de cuatro millones de euros que arrastra, como una enorme losa, el centro.

«Del desequilibrio económico que existe tiene que hacerse cargo el Ayuntamiento de Reus y no el personal del hospital y los ciudadanos», ha asegurado Martín, quien ha añadido -megáfono en mano- que «rechazamos frontalmente unos recortes que se plantean por la mala gestión de nuestros responsables políticos».

La manifestación ha proseguido por la calle Monterols (que se llenó de punta a punta con los manifestantes) y ha finalizado en la plaza del Ayuntamiento, donde los participantes han dado una vuelta a la plaza antes de volver a concentrarse y cerrar el acto con alguna intervención más por parte de los organizadores.

Recortes severos

Aunque desde la dirección del centro todavía no se ha hecho público el resultado de la auditoría que encargaron a principios de año, ésta ha sido filtrada al comité de empresa, que ha puesto el grito en el cielo ante unas medidas que proponen unos recortes severos. Entre las propuestas más radicales estaría la supresión de 16 puestos de trabajo del servicio de Urgencias, el cierre de 41 camas del hospital, el cierre de uno de los dos aceleradores lineales que se usan para los tratamientos oncológicos, el cierre del servicio de Medicina del Deporte, la eliminación de parte del sueldo de los trabajadores, fomentar a los facultativos que receten genéricos, o la reducción del presupuesto del servicio de Adicciones y Salud Mental. Paralelamente, comité y empresa se encuentran en plena negociación del convenio colectivo, un convenio que tendría que estar firmado antes del 30 de junio.

Comentarios

Lea También