Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los usuarios consideran que el carril bici en Reus es «deficitario»

Los ciclistas exponen que faltan carriles, que los que hay no están bien conectados y piden mejorar la señalización 

Carmina Marsinach

Whatsapp
Jordi Viña con sus dos hijos en bicicleta por el Passeig Prim de Reus. FOTO: Alba Mariné

Jordi Viña con sus dos hijos en bicicleta por el Passeig Prim de Reus. FOTO: Alba Mariné

El carril bici en Reus es «deficitario», así lo aseguran algunos de los usuarios que lo utilizan a diario. Consideran que falta ampliarlo, conectar los carriles ya existentes y mejorar su señalización. Pero no tan sólo eso, desde plataformas como Bicicamp también han reclamado en distintas ocasiones medidas inmediatas para que se reduzca la velocidad de los coches en todas aquellas vías compartidas entre coches y bicicletas. Y recuerdan que además, ahora también tendrán que convivir con los patinetes eléctricos que también tienen prohibido circular por las aceras o calles peatonales. 

Los 1.000 participantes en la encuesta que realizó el Diari de Tarragona a través de su página web para que los ciudadanos valoraran los servicios de la ciudad también suspendieron el carril bici. De hecho, fue el ámbito que sacó más mala nota con un 2,62 sobre 10. 

El carril bici, el servicio peor valorado de Reus

Dieciséis servicios públicos de Reus a examen y una media global de un 4,10 de nota. Este ha sido el resultado de la encuesta sobre la calidad de los principales aspectos municipales de la ciudad, que han sido suspendidos bajo el criterio de un millar de personas.

El Ayuntamiento de Reus puso en marcha el Pla Específic de la Bicicleta para su desarrollo en la ciudad. Pero por el momento, tan solo se ha realizado la primera fase de las tres que había previstas en un plazo de cinco años. De modo que aún queda mucho trabajo por hacer. 

Jordi Viña, uno de los usuarios, considera que el carril bici en Reus es «deficitario» y cree que «tendría que haber carriles en todas las aceras (...) hay como pedazos de carriles bici, no hay una continuidad». Un ejemplo es en el Passeig Sunyer, ya que al llegar a la rotonda que une esa avenida con el Passeig Mata, el carril queda cortado para llegar a la estación de tren. 

Viña, que a menudo sale en bici con sus dos hijos pequeños, ve peligroso que puedan circular por la carretera: «El problema de la bicicleta es que no nos quieren los coches ni los viandantes. Tenemos que tener nuestro propio espacio», asegura, y espera que el boom del uso de los patinetes eléctricos ayude a acelerar el desarrollo de carriles bici por toda la ciudad. 

Alba Adell, vecina de Reus, utiliza la bicicleta a diario para ir a trabajar. Tiene una opinión similar a la de Jordi: «El carril bici está bastante mal. Los carriles no están conectados entre sí» y apunta que falta señalización.

Precisamente en el Passeig Sunyer, hay dos carriles bicis para ir en ambas direcciones, pero ni los ciclistas ni los peatones lo tienen muy claro. Según Adell, en diversas ocasiones se ha encontrado con que los viandantes les riñen cuando circula por el carril bici. Y es que al estar pintado de gris, hay gente que no sabe que se trata del carril bici. 

Pero otros usuarios son más optimistas. Antonio Díaz considera que «no está tan mal», sobre todo comparado con otras ciudades como por ejemplo Tarragona, en la que prácticamente no hay carriles bici. Aun así, explica que «los tramos que tienes que ir por la carretera sí que resultan peligrosos». 

Desarrollo del carril bici

A finales del 2018 el Ayuntamiento de Reus inició las obras de la primera fase del Pla Específic de la Bicicleta que preveían conectar la estación de trenes con los paseos. El objetivo de las actuaciones era mejorar las conexiones del centro con las grandes infraestructuras de movilidad. Dentro de esa primera fase también se ejecutaron otras dos actuaciones: la conexión de la estación de autobuses con el carril bici del parque Mas Iglesias y las obras de refuerzo de la señalización en las zonas 30. Precisamente en marzo del año pasado se llevó a cabo la última actuación que consistió en la mejora de la señalización horizontal de los paseos y del Tomb dels Ravals. En estas vías la bicicleta tiene prioridad. Se prevé mejorar la señalización de estos itinerarios ciclables de zona 30, donde la bicicleta tiene prioridad y se quiso reforzar con la señalización horizontal de los espacios compartidos con el tráfico motorizado. Aún así, en algunas zonas la pintura se ha deteriorado y no se visualiza correctamente. 

La segunda fase del Pla Específic de la Bicicleta de Reus tiene como objetivo mejorar las conexiones norte-sur de la ciudad creando ejes de conexión con el Hospital y la zona universitaria de Bellisens. Esta fase contempla actuar en más de 5.600 metros de vía, con proyectos en las calles: la avenida Prat de la Riba, calle del Dr Robert, calle de Sant Joan, Passeig de Misericòrdia, avenida de la Salle, avenida de St Bernat Calbó, calle de Closa de Mestres, Camí de Tarragona, avenida del President Macià, calle de Mercè Marçal, calle de Carles Riba, avenida de Josep Pla, avenida de Bellissens, calle de L’Argentina, calle de Jaume Vidal i Alcover  y calle de Bernat Desclot.

La tercera y última fase tiene como objetivo pacificar las zonas residenciales de la periferia de Reus, así como continuar el carril bici del polígono Agro-Reus. La fase está condicionada a la mejora de la permeabilidad de los itinerarios no motorizados con las grandes infraestructuras viarias y ferroviarias que rodean la zona de mayor densidad urbana de la ciudad. Esta fase es a largo plazo y prevé actuar en más de 10 kilómetros.

La Junta de Govern del Ayuntamiento de Reus también aprobó en diciembre del 2019 la adhesión de la corporación municipal a la Estratègia Catalana de la Bicicleta 2025, aprobada por el Govern de la Generalitat de Catalunya para impulsar las actuaciones municipales de manera alineada con el resto de actores adheridos.

Con el mismo acuerdo, el Ayuntamiento adquirió el compromiso de elaborar en un plazo de 6 meses del programa de actuación trienal para impulsar en Reus los objetivos del plan.

El Pla d’Acció Municipal Reus 2019-2023 también prevé desplegar progresivamente el Pla de Mobilitat en Bicicleta, crear un servicio de bicicleta compartida,  promocionar el uso de vehículos de movilidad personal (patinete y bicicleta eléctricos) y señalizae las rutas a pie y en bicicleta en Reus y su entorno. 

Reducir la velocidad de los coches y dar prioridad a las bicis

Desde Bicicamp, una entidad que nació en 2010 para promover el uso de la bicicleta en Reus, consideran que la ciudad va tarde en la implementación del carril bici. Y ponen de manifiesto que desde el año 2010, en qué la ciudad ya aprobó diferentes medidas en el marco de la aprobación del Pla de Mobilitat, «pocas acciones se han llevado a cabo». Lamentan que  espacios educativos como escuelas y centros universitarios no disponen de circuitos seguros para ir en bici y ninguno de los diferentes polígonos industriales de la ciudad está conectado con ningún carril bici.

Las bicicletas tienen prioridad en el Passeig Sunyer. FOTO: Alba Mariné

Pero a parte de las infraestructuras creen que el equipo de gobierno podría tomar más medidas para reducir la velocidad de la ciudad de modo que compartir espacio entre coches y bicicletas no resulte tan peligroso. Uno de los objetivos de esta acción es que el ciclista se sienta seguro y mejor acompañado en la ciudad. 

Desde Bicicamp consideran que el conflicto está en la calzada, que «actualmente es propiedad exclusiva del coche, donde se producen los accidentes y atropellos de bicis y de peatones. Los coches arrollaron 64 peatones en 2018, principalmente personas mayores y niños». En este sentido, piden que ciclistas y viandantes se unan para exigir unas calles  con menos coches. 

Temas

Comentarios

Lea También