Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los vecinos de Xalets Quintana de Reus piden un mejor alumbrado

Lo describen como uno de los problemas "más graves" de la vía pública que reina, sobre todo, en la zona de la Ronda de Morell i Vilallonga. Allí también "hay unas aceras extremadamente altas"

Cristina Valls

Whatsapp
La denuncia de algunos desperfectos no se solucionan en el acto. Foto: Alba Mariné

La denuncia de algunos desperfectos no se solucionan en el acto. Foto: Alba Mariné

Algunas calles de la zona están descuidadas por falta de mantenimiento periódico. Foto: Alba Mariné

Algunas calles de la zona están descuidadas por falta de mantenimiento periódico. Foto: Alba Mariné

Las irregularidades del terreno en el asfalto de la Ronda de Morell i Vilallonga son peligrosas para vehículos y caminantes.  Foto: Alba Mariné

Las irregularidades del terreno en el asfalto de la Ronda de Morell i Vilallonga son peligrosas para vehículos y caminantes. Foto: Alba Mariné

La zona de Xalets Quintana, ubicada en el norte de la ciudad entre la Ermita del Roser, la carretera de Montblanc y el Barranco dels Gossos, tiene una asociación de vecinos de lo más longeva. Según su presidente, Joan Maria Borràs, hace cerca de unos 50 años aproximadamente que «estamos todos al pie del cañón». «Los vecinos nos hemos construido casi todo por nuestra cuenta y hemos sido bastante autosuficientes», explica señalando el núcleo de la barriada, la plaza Antoni Gaudí.

La zona formada por casas unifamiliares está bastante bien cuidada aunque «un mantenimiento más contínuo no le vendría nada mal». Y es que, según Borràs, hace muchos años que «no se ha hecho ninguna inversión fuerte para adecentar la zona. Otros barrios se han remodelado y en nuestro caso nos hemos quedado más anticuados». Y lo que no les gustaba, lo cambiaban. «En su momento, decidimos hacer unos arreglos y pagarlos de nuestro bolsillo, como es el caso del alcantarillado, entre otras cosas. Deberían ofrecer unos cuidados generalizados por toda la ciudad», destaca el presidente de la asociación vecinal.

Además, añade que habitualmente se da más cancha a la zona del centro con más arreglos, «nos dicen incluso que toda la ciudad está asfaltada y aquí hay zonas que no lo están». Es el caso de la calle Ronda de Morell i Vilallonga. «Si tiene el nombre de ‘calle’, quiere decir que lo es y que pasa gente por allí y pagan una contribución. Por lo tanto, debería de estar arreglada y acondicionada», valora. A pesar de todo, los vecinos saben que la ciudad se encuentra en un «momento delicado sin la aprobación de presupuestos y la crisis que hay. Aunque para poner parches en el asfalto tampoco creo que haya que invertir una fortuna».

Cuestiones a mejorar

Por lo que respeta a la vía pública, Borràs describe que una de las cuestiones a mejorar sería la irregularidad del asfalto.«Se van tramitando con el Ayuntamiento, pero lo hacen cuando pueden. Lo querríamos más rápido pero llevamos esperando mucho tiempo», continúa el portavoz vecinal.

Uno de los problemas que califica «como más graves» es el del alumbrado. «Es muy deficitario. Desde el gobierno socialista que llevamos esperando», se queja. Y es que en la zona de la Ronda de Morell i Vilallonga, donde no hay ningún tipo de luz, pasan coches y personas y según detalla «apenas se ve nada». «Allí también hay una acera extremadamente alta que suele rozar a los vehículos estacionados», señala Borràs.

«También registramos algunas incidencias de incivismo y junto al gran contenedor de basura a rebosar se coloca gente joven a hacer botellón. Con lo cual, dejan la zona muy sucia», desvela. Por otra parte, puntualiza que las plazas de aparcamiento se han vuelto realmente escasas. «Últimamente, mucha gente del centro sube hacia aquí a aparcar su vehículo y lo deja durante días. Muchas veces no encontramos ni ningún hueco», prosigue Borràs.

Los parques

Sobre a parques infantiles, los vecinos no están del todo contentos con el de enfrente del edificio de Carrefour. «Nos han colocado unos materiales para realizar gimnasia, pero del barrio, nadie va. Suele concentrarse mucha gente de fuera y está siempre ocupado», explica apenado.

Les gustaría tener un parque más, pero «no tenemos un lugar idóneo para situarlo, porque toda la barriada está formada de calles. Sólo tenemos la plaza Antoni Gaudí y no podemos realizar nada en ella», concluye Borràs.

 

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También