Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los vecinos de la Sedera, a favor del Mercadona si se mejora la movilidad

Ayer la compañía se reunió con los representantes de los vecinos del Barri Monestirs para explicarles el proyecto.

Marc Càmara

Whatsapp
El futuro del solar en el que se encontraba la histórica Sedera continúa abierto. FOTO: Alba Mariné

El futuro del solar en el que se encontraba la histórica Sedera continúa abierto. FOTO: Alba Mariné

Los representantes de los vecinos del Barri Monestirs se reunieron ayer con Mercadona para abordar el proyecto de construcción de un supermercado en el solar de la antigua Sedera, en el Passeig Misericòrdia.

Alfonso Berbel, presidente de la Associació de Veïns del Barri Monestirs, asegura que la compañía «está muy interesada en el solar», desmintiendo así a los contrarios al proyecto, que manifestaron hace dos semanas que Mercadona había abandonado la opción. 

Según Berbel, la propuesta de Mercadona respeta el Passeig Misericòrdia, algo que preocupa, y mucho, a los vecinos de la zona. El supermercado, según se desprende de la reunión celebrada ayer, se colocaría en la parte posterior del solar, cerca de la empresa farmacéutica que separa los terrenos de la antigua Sedera de la calle Pere el Cerimoniós. De los 8.000 m2 que tiene el solar, la superficie construida ocuparía alrededor de 3.000m2. 

En la parte frontal, el proyecto presentado ayer a los vecinos contempla una zona verde amplia que garantizaría la mimetización con el entorno tranquilo y apaciguado del Passeig Misericòrdia. 
En la parte posterior, junto al nuevo Mercadona, habría el parking, de superficie y de unas 200 plazas, con dos horas de gratuidad.  

«Sin molestias»
Alfonso Berbel asegura que la Associació de Veïns del Barri Monestirs no tomará una posición al respecto de la propuesta de Mercadona hasta que no haya un proyecto firme y pueda debatirse con los vecinos. Aún así, admite que la idea de un supermercado es la menos mala. «En el solar de la Sedera sólo puede ubicarse un comercio. El ordenamiento urbanístico marca que es terreno industrial y comercial». Cierto es que, con una revisión del planeamiento, podría dedicarse la zona a viviendas. Berbel apunta que «para que el terreno sea rentable para un promotor no pueden construirse unifamiliares como en el resto del Passeig Misericòrdia». Por todo ello considera que, si finalmente se optara por cambiar el planeamiento urbanístico y permitir la construcción de viviendas, «habría que hacer muchos edificios y muy altos».  

Por todo ello considera que Mercadona, que proyecta la construcción de un supermercado que no superaría los siete metros de altura, es una buena solución. «No taparía a nadie. Los vecinos más cercanos tendrían las mismas vistas». Además, según cuenta Berbel, hay otros muchos supermercados en la zona que no provocan molestias. 

Para que el proyecto fructificara, Mercadona debería llevar la propuesta al Ayuntamiento y pasar los trámites pertinentes. 

Críticas al movimiento contrario
Berbel es muy crítico con los vecinos de la zona del Passeig Misericòrdia que se han organizado para proponer al Ayuntamiento que expropie el terreno y se plantee una solución refrendada por la ciudadanía al solar de la antigua Sedera. 

«Estos señores están fuera de lugar. Hablan de cosas que desconocen porqué no saben como va a quedar el Passeig Misericòrdia», dice.

De hecho, Berbel acusa a los organizadores de convocar a vecinos del resto de la ciudad y representantes vecinales de otros barrios. «Que nos dejen en paz y que dejen que sean los vecinos de Monestirs los que decidan qué hacer en el Barri Monestirs».

Temas

Comentarios

Lea También