Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los vecinos de la urbanización Blancafort de Reus cortarán la carretera de Cambrils el 11 de febrero

Están indignados por la paralización del proyecto de la acera y el carril bici. Harán una marcha de protesta hasta el Santuari de Misericòrdia

Mònica Just

Whatsapp
Imagen de archivo de la carretera de Misericòrdia. Foto: Alfredo González

Imagen de archivo de la carretera de Misericòrdia. Foto: Alfredo González

Los vecinos de la urbanización Blancafort han dicho «basta». Han decidido salir a la calle. Ya tienen fecha: el sábado 11 de febrero. Han convocado una manifestación y cortarán la carretera de Cambrils con una marcha hasta el Santuari de Misericòrdia. La asamblea general de socios de la asociación de vecinos lo decidió la noche del viernes, en una sesión extraordinaria donde se debatió la situación tras la última reunión con el concejal de Urbanisme, Marc Arza. Allí se les informó que no sería viable llevar a cabo este mandato el proyecto de construcción de la acera y el carril bici que tanto anhelan. Y los vecinos se sienten decepcionados porque aseguran que se ha roto el compromiso que habían adquirido con ellos.

Según apunta el presidente de la entidad vecinal, Bartolomé Pluma, la sensación generalizada que se respira entre los residentes en Blancafort es de que, entre unos y otros, les están tomando el pelo. «La acera es necesaria. Hay una mitad y solo falta la otra parte. El proyecto sería de unos 400.000 euros. Pero han añadido otras obras de drenaje y alcantarillado y al final el coste se ha disparado a 1,6 millones. La Generalitat no los puede asumir», lamenta Pluma. Pero insiste en que, al menos, deberían habilitar la acera y el carril bici, una inversión que, añade, sí que sería asumible. «Parece que solo busquen excusas para no hacerlo», sospecha el representante vecinal. Para ilustrar su indignación, los vecinos aseguran que lo que costarían estas obras podría cubrirse con lo que pagan de IBI en la urbanización en cuatro años. «Podríamos decir que Reus nos roba», afirma Pluma.

A falta de concretar hora exacta, la previsión es que la movilización se realice a media mañana. Y estará abierta a toda la ciudadanía que quiera mostrarles su apoyo. «Puede venir quien quiera», dice Pluma. Además de solicitar permiso a los Mossos para realizar la manifestación, solicitarán una reunión con el alcalde y representantes de la Generalitat para mostrarles su indignación; y con el presidente del Tennis Monterols para conocer su postura en relación al proyecto de la acera y el carril bici. También están abiertos a seguir con las acciones de protesta.

Temas

  • REUS

Lea También