Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los vecinos de tres barrios de Reus se organizan para tapiar pisos y evitar así 'okupas'

Contactan previamente con los propietarios, particulares o bancos, que ven con buenos ojos estas acciones

Joan Morales

Whatsapp
Un vecino del barrio Mas Pellicer tapiando el pasado martes la puerta del 1º 1ª del bloque 8 para evitar que sea ocupado.  FOTO: alba mariné

Un vecino del barrio Mas Pellicer tapiando el pasado martes la puerta del 1º 1ª del bloque 8 para evitar que sea ocupado. FOTO: alba mariné

El pasado martes por la mañana los vecinos de Mas Pellicer tapiaban la puerta del 1º 1ª del bloque 8, un inmueble que era propiedad de un banco y estaba vacío. Días antes, evitaban una ocupación en otro inmueble del barrio. Hablaron con los okupas y los disuadieron de sus intenciones. A continuación, los vecinos tapiaron la puerta. Esta misma situación se ha repetido desde hace tres meses en el barrio del Carme, donde hay más de un centenar de viviendas deshabitadas, una veintena de las cuales están ocupadas de manera ilegal.

Esta acción de tapiar las puertas de las viviendas vacías para evitar su ocupación se ha convertido en una rutina en estos dos barrios de la ciudad, donde el fenómeno de la ocupación es vivido con preocupación por sus vecinos por los problemas de incivismo y convivencia que conlleva en la mayoría de casos. Entre Mas Pellicer y el Carme, los vecinos han tapiado desde el pasado verano una decena de pisos.

El presidente de la Associació de Veïns 1er. de Maig, Eduardo Navas, tiene claro que «aunque no es una solución infalible –porque en muchas ocasiones destrozan la tapia para volver a ocupar el piso- al menos tienen que hacer ruido y nos da tiempo a disuadirlos o avisar a la Policía. De esta manera puedes evitar alguna ocupación». 

En el caso del barrio del Carme, el presidente de la asociación vecinal, Josep Machado, comenta que «de las cuatro casas que hemos tapiado desde el pasado mes de octubre no han tocado ninguna. Sí que han quitado el precinto de la Guardia Urbana en algunos casos, pero las tapias las han respetado».

El barrio de Mas Pellicer cuenta en la actualidad con 28 pisos vacíos que están ocupados de manera ilegal. Sus vecinos llevan tiempo conviviendo con un problema que les preocupa. «No estamos en contra de las ocupaciones si verdaderamente hacen falta y sus protagonistas son cívicos», comenta Navas, quien añade que «el problema real viene cuando estas personas se convierten en incívicas.

Además, existe una gran impunidad hacia estos okupas. Cuando abandonan un piso, y lo dejan destrozado, no les pasa nada y se van a otro». 
Navas pone un ejemplo que ayuda a entender hasta qué punto las ocupaciones están a la orden del día en Mas Pellicer. «El otro día se murió el propietario de un piso. Pues al día siguiente ya estaba ocupado», explica el presidente vecinal.

En todos los casos, los vecinos de Mas Pellicer y del Carme siempre han contactado con el propietario de la vivienda –ya sea un particular o una entidad bancaria- para informarle que iban a tapiar la puerta. «Nunca nos han puesto ningún inconveniente. Al contrario, porque les hacemos un favor», comenta el presidente de la Asociación de Veïns L’Harmonia del Carme, Josep Machado. En el caso de Mas Pellicer, la Agència de l’Habitatge de Catalunya –propietaria de algunos de estos pisos- también se ha encargado de colocar una puerta de hierro para impedir su ocupación.

Los vecinos del barrio del Carme están a punto de cerrar la redacción de un informe que radiografía los pisos que hay deshabitados en la zona y cuáles de estos están en mal estado. Machado explica que «hemos detectado 114 viviendas vacías, algunas de las cuales están en muy malas condiciones. Ocupadas, actualmente, tenemos una veintena».

Miedo

El incendio de principios de este mes en el barrio de Sant Roc de Badalona, en el que murieron tres personas después de que ardiese un bloque de pisos por la sobrecarga eléctrica producida por el ‘pinchazo’ en la red por parte de unos ‘okupas’, está muy presente en los vecinos de Mas Pellicer. 

Eduardo Navas comenta que «el riesgo de que en nuestro barrio ocurra lo mismo que en Badalona es real. De hecho, hace un tiempo ya tuvimos un incendio porque la red eléctrica estaba ‘pinchada’ pero por suerte no tuvimos que lamentar daños personales. Pero el miedo de que pueda volver a pasar lo mismo no nos lo quita nadie. Existe preocupación entre los vecinos».

Temas

Comentarios

Lea También