Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Reus Sociedad

Los vecinos del Carme de Reus aplazan patrullar de noche por el barrio

Los residentes señalan que ha incrementado la presencia policial y que están pendientes de celebrar una reunión con el consistorio

M.P.

Whatsapp
Bomberos trabajando en el incendio que se produjo a principios de mes a la calle Alt del Carme.  FOTO: A.G.

Bomberos trabajando en el incendio que se produjo a principios de mes a la calle Alt del Carme. FOTO: A.G.

La tensión entre los vecinos del Carme ha aumentado en los últimos meses a raíz de los innumerables casos de okupación y los problemas de convivencia que han conllevado algunos de ellos. El incendio, este mes, en el número 7 de la calle Alt del Carme fue la gota que colmó el vaso. Los vecinos dijeron basta y anunciaron que en diciembre pondrían en marcha patrullas ciudadanas todas las noches, con la finalidad de evitar nuevos casos de okupación y mejorar la seguridad en el barrio. No obstante, de momento se ha frenado esta iniciativa y los vecinos no patrullarán.

Según explica el presidente de la Associació de Veïns l’Harmonia del Carme, Josep Machado, el consistorio se ha puesto en contacto con ellos y que habría la intención de fijar, en breves, una fecha para celebrar una reunión con los vecinos del barrio. El objetivo sería poner en común la problemática y definir ejes de actuación. «De momento, hemos notado un aumento de la presencia policial en nuestras calles y vemos que hay voluntad», detalla Machado, quien señala que «daremos una oportunidad, por lo cual, de momento, dejamos aparcadas las patrullas ciudadanas».

Inseguridad

Vecinos del barrio del Carme lo aseguran: «Hay mucha inseguridad. El barrio ha cambiado mucho en los últimos años». Así lo explicaban unas vecinas hace unas semanas, cuando dos jóvenes que viven en la calle Alt del Carme fueron amenazadas por un grupo de okupas. Explican que, desde principios de año, cuando se produjo la primera okupación, los ruidos y los altercados han sido un constante. La tensión fue subiendo, hasta que, en octubre, hubo un enfrentamiento directo, en el que los okupas no dejaban a una vecina entrar a su casa. Posteriormente, incluso se llegó a amenazas con arma blanca. Fue entonces que las dos vecinas denunciaron y, actualmente, están pendientes de juicio.

Paralelamente, la casa de enfrente de estas dos vecinas (el 7 de la calle Alt del Carme) se envolvió en llamas a principios de noviembre. Desde el barrio se había denunciado en distintas ocasiones que la vivienda –también okupada– estaba llena de basura y que era insalubre. De hecho, en el barrio del Carme hay innumerables casas en mal estado. Concretamente, se calcula que hay más de 115 viviendas vacías, sin mantenimiento y que, por lo tanto, acaban degradándose. Además, muchas de ellas son susceptibles a ser okupadas. En este sentido, desde la asociación vecinal se calcula que hay casi unas cincuenta viviendas ocupadas.

Ahora, con la próxima reunión con el ayuntamiento, se espera que se pongan soluciones definitivas.

Temas

Comentarios

Lea También