Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los vecinos se sienten 'inseguros y amenazados' por las familias okupas de Reus

La Asociación de Vecinos de Horts de Miró asegura estar preocupada por la proliferación de ocupaciones ilegales de pisos en el barrio. Pide una solución urgente al Ayuntamiento en el caso de los okupas de la calle Joan Coromines

F.G.

Whatsapp
Representantes vecinales de Horts de Miró y vecinos del barrio, en la plaza situada frente a la calle Joan Coromines. Foto: F.G.

Representantes vecinales de Horts de Miró y vecinos del barrio, en la plaza situada frente a la calle Joan Coromines. Foto: F.G.

La ocupación de 17 pisos de la calle Joan Coromines de Reus sigue generando polémica. Por primera vez desde que se conociera su presencia en el barrio, una representación de vecinos ha decidido dar la cara para mostrar su preocupación por todo lo que está ocurriendo. La presidenta vecinal de Horts de Miró, Eva Maria Mateu, ha explicado este miércoles al Diari que los residentes se sienten 'inseguros y amenazados' por las familias okupas de los bloques 4 y 6 de la calle Joan Coromines. 

'A nadie le gusta no poder hacer una vida normal porque se han ocupado 17 pisos y hay patrullas de la policía todos los días en la calle', explica Eva Maria Mateu, quien asegura hablar en representación de muchos vecinos que no quieren dar su opinión por miedo a posibles represalias. En este sentido, también manifiesta que la plaza cercana a las viviendas ocupadas ya no registra la actividad vecinal que tenía antes de la llegada de las familias okupas. Además, añade, 'algunas personas me han comunicado su intención de irse a vivir a otro barrio más tranquilo'.  

'A nadie le gusta no poder hacer una vida normal porque se han ocupado 17 pisos y hay patrullas de la polícia todos los días en la calle'

Pero el problema de la ocupación ilegal no termina en los bloques de Joan Coromines. Según los vecinos de Horts de Miró, la problemática con los okupas se extiende por todo el barrio. 'Hay más pisos ocupados en otras zonas como las calles Vilaseca o Pobla de Mafumet. Nos consta que destrás de estos casos hay grupos organizados', sentencia Eva Maria Mateu. De hecho, entre el grupo de vecinos reunido este miércoles se encontraba una mujer con su hijo que ha asegurado haber pagado 250€ para poder okupar una casa porque no tenía otro sitio donde ir.

Una patrulla de la Guàrdia Urbana vigila la calle desde el pasado viernes. Foto: A.M.

El presidente de la Coordinadora Ciutadana i d'Entitats en Defensa del Territori, Josep Machado, exige al Ayuntamiento de Reus que actúe de una vez por todas para evitar que el barrio se continúe degradando y acabar con los problemas de seguridad e incivismo. De hecho, una patrulla de la Guàrdia Urbana de Reus vigila las 24 horas para evitar que los okupas se conecten de nuevo a la red eléctrica y al suministro de agua.

'Todos los pisos son de propiedad privada. En el caso de la calle Joan Cormines el consistorio tiene que actuar con los servicios sociales para detectar las familias con necesidades reales y darles una solución'. Machado también emplazan a las familias okupas a seguir los mismos pasos que el resto de ciudadanos y a personarse ante los servicios sociales. También les pide que dejen de generar problemas de convivencia en el barrio y de intentar conectarse por la fuerza todos los días a la red.

Para terminar, desde la coordinadora ciudadana, que agrupa distintas entidades vecinales de la ciudad, quieren dejar bien claro que sus quejas no tienen ninguna relación con el hecho de que todas las familias sean de etnia gitana y anuncian una posible manifestación de protesta si no se soluciona el problema durante los próximos días.

Temas

Comentarios

Lea También