Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los voluntarios se organizan para atender las necesidades de las personas vulnerables en Reus

La plataforma del Ayuntamiento ya cuenta con 180 y ha emparejado a 30 de ellos con usuarios. La Xarxa de Suport Mutu de jóvenes de entidades culturales también ofrece ir a comprar

Salvat Jordina

Whatsapp
Un voluntario de Xarxa de Suport Mutu atendiendo a una persona mayor que necesita ayuda. FOTO: Fabián Acidres

Un voluntario de Xarxa de Suport Mutu atendiendo a una persona mayor que necesita ayuda. FOTO: Fabián Acidres

La pandemia del nuevo coronavirus no únicamente ha creado una crisis sanitaria, sino también social. Algunos colectivos tienen dificultades para afrontar el día a día, ya sea porque son de edad avanzada, sufren alguna patología o incluso porque son familias monoparentales que no pueden dejar los menores de edad solos en casa para salir a comprar. Ante esta emergencia, muchos reusenses se han ofrecido como voluntarios para atender estas necesidades y ya han empezado a actuar. Incluso el Ayuntamiento de Reus ha  puesto en marcha una plataforma para canalizar las muestras de solidaridad con el fin de «canalizar» el ofrecimiento de la ciudadanía para «regularlo» y «que posibilite tanto la autoprotección de los voluntarios como de las personas que tienen que recibir los servicios», detalla Montserrat Vilella, concejala de Benestar Social. Precisamente esta semana se habilitó una página web para la inscripción de voluntarios (entre 16 y 60 años, en el caso de los voluntarios presenciales).

«Tenemos 180 voluntarios inscritos y actualmente ya hemos emparejado a 30 con usuarios», detalla Vilella, que explica que la selección de la persona necesitada se hace a través de Serveis Socials. «Aquel que quiera ser voluntario pasará una entrevista telefónica con tal de conocerlo y buscar a que perfil de usuario puede adaptarse», añade la concejala, que explica que intentan emparejar a la gente por barrios.

Las funciones principales de los voluntarios son ir a comprar un par de veces a la semana, ir a tirar la basura o dar conversaciones telefónicas para combatir la soledad. «Para incrementar la seguridad, al voluntario le damos una mascarilla y un protocolo de actuación: solo puede tener un usuario y no puede entrar en su casa», añade Vilella.  

Iniciativas ciudadanas

Entre los distintos movimientos ciudadanos que han surgido en Reus a raíz de la crisis del Covid-19 destaca Xarxa de Suport Mutu. Una iniciativa que surgió en el momento que se activó el confinamiento entre algunos jóvenes que ya formaban parte de entidades culturales de la ciudad. El objetivo: «Hacer frente a las necesidades básicas de la gente, como ir a comprar, cuidar de menores de edad y, sobre todo, para las personas mayores de alto riesgo que no pueden salir a la calle», detalla el equipo de Xarxa de Suport Mutu.  Explican que el Ayuntamiento de Reus se puso en contacto con la organización para explicar la iniciativa del consistorio, pero «nosotros queremos seguir haciendo nuestro trabajo, que nace desde el pueblo y para el pueblo». Además, se detalla que están en contacto con Serveis Socials, «que nos facilitan la gestión de movimientos y nos apoyan para seguir adelante».

La iniciativa ya suma más de 200 voluntarios. Una red que se ha tejido a través del boca-oreja, aunque, sobre todo, gracias a la difusión a través de las redes sociales. El requisito es tener entre 18 y 60 años y rellenar un formulario de inscripción. Por otra parte, las personas que tienen alguna necesidad también tienen que rellenar un formulario, donde se registran los datos y las demandas. Si se trata de una persona mayor, pueden hacer las gestiones telefónicamente. También desde Serveis Socials de derivan algunos casos. 

A partir de aquí, un grupo de personas coordinan las demandas y las asignan a los voluntarios que forman parte de la red. «Usamos los protocolos de sanidad dirigidos desde Generalitat», se remarca desde el equipo de Xarxa de Suport Mutu. Mascarillas no faltan. Y es que desde la misma organización también se está trabajando en la iniciativa ‘Cosint Suport Mutu’, a través de la cual se ofrecen mascarillas a todas las instituciones que tienen carencias. «El material para confeccionarlas nos los ofrece ANC Reus y Tèxtil Rosdan. Nosotros y los voluntarios ponemos la mano de obra», señalan desde el equipo que coordina el proyecto.

Aseguran que la mayoría de demandas corresponden a personas mayores. Se trata de realizarles la compra, ir a la farmacia o pasear mascotas. Entre voluntario y demandante hay un mínimo contacto –siempre manteniendo la distancia de seguridad– en el momento de entregar el encargo. También se mantienen conversaciones telefónicas con personas que lo necesiten, e incluso en casos muy concretos y justificado, cuidan menores.

Servicio de atención desde Benestar Social

Desde la concejalía de Benestar Social del Ayuntamiento de Reus se ha reforzado la atención telefónica. Unos profesionales que atienden las llamadas de la ciudadanía desde su casa. Desde Serveis Socials se detalla que entre el 23 y el 27 de marzo se hizo seguimiento a 2.488 personas en situación de vulnerabilidad desde los distintos ámbitos en los que se trabaja. También se han dado de alta 89 servicios a personas en situación de vulnerabilidad: 62 comidas a domicilio, 15 servicios de teleasistencia y 12 servicios de ayuda a domicilios. Además, se están realizando acciones desde el ámbito de la Infancia, Adolescencia y Familia; y Dinamización Comunitaria y Cohesión Social.

Temas

Comentarios

Lea También