Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Luz verde para el derribo del edificio que paraliza el hotel del Pallol

La promotora ya cuenta con la licencia, y las obras para tirar el inmueble empezarán después de las fiestas navideñas.

Joan Morales

Whatsapp
Solar donde se levantará el hotel del Pallol. A la izquierda, el edificio que tiene que se derruido para empezar el proyecto.  FOTO: Alfredo González

Solar donde se levantará el hotel del Pallol. A la izquierda, el edificio que tiene que se derruido para empezar el proyecto. FOTO: Alfredo González

Para muchos puede parecer mentira, especialmente para los vecinos y comerciantes del Pallol, pero el hotel que Ginkoplanet tiene previsto construir en la plaza Evarist Fàbregas está más cerca que nunca de convertirse en una realidad.

La empresa ya cuenta con la licencia de derribo del último escollo que quedaba para poder levantar el equipamiento hotelero, un edificio de la calle Hospital que se quedó en pie hace un par de años cuando se derruyeron las viviendas que habían sido expropiadas.

Según ha podido saber el Diari, está previsto que la demolición de este edificio se realice después de las fiestas de Navidad, por lo que el solar quedará totalmente vacío para que pueda empezar a construirse el hotel.

El proyecto del hotel del Pallol es de esos que se eternizan en el tiempo y se hacen de rogar. Hace 14 años que se anunció su construcción y desde entonces se han producido una serie de vicisitudes que han retrasado su ejecución.

Fue parido por Faderson, pero la crisis económica pasó factura y quedó paralizado durante mucho tiempo, hasta que Ginkoplanet se hizo con las riendas. Esta previsto que el nuevo hotel del Pallol tenga 82 habitaciones, así como un espacio destinado a un restaurante, en la planta baja que da a la plaza Evarist Fàbregas, y otro a usos comerciales en la planta subterránea. 

La promotora Ginkoplanet ganó el concurso para hacer el equipamiento y el espacio comercial y de restauración en 2015, después de que el Ayuntamiento de Reus ajustase las condiciones económicas al mercado.

En septiembre de 2016, el consistorio adjudicó dos fincas, una en la plaza Evarist Fàbregas, de 850 metros cuadrados, y otra en el Pallol, de 750, con una explotación de 50 años y un plazo adicional máximo de diez años. Paralelamente, la promotora fue comprando otras fincas de alrededor, a excepción de la que queda en pie y que será derruida en breve, ya que no llegó a un acuerdo con el propietario. Este hecho provocó un retraso en el proyecto hasta el día de hoy.

Concesión administrativa

En total, la superficie que ocupará el proyecto hotelero será de un 56% de concesión administrativa del Ayuntamiento de Reus y un 44% de propiedad privada. Las condiciones del concurso fijan que un 51% de la superficie tiene que ser para usos hoteleros.

Uno de los sectores que celebra que el hotel del Pallol acabe siendo una realidad es el comercial. Aunque la zona del núcleo antiguo hace años que se ha revitalizado, especialmente con la apertura de bares y restaurantes, los comerciantes del Pallol ven en el hotel un polo de atracción de clientela y la guinda que corone el pastel.

Además, y desde un punto de vista urbanístico e incluso estético, la imagen del solar vacío contrasta con la de las tiendas y restaurantes que hay en la plaza Evarist Fàbregas, que al final han tenido que acostumbrarse a vivir con este ‘parche’ a la espera de que el hotel sea una realidad.

Temas

Comentarios

Lea También