Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Malestar en el barrio Monestirs de Reus con la empresa que organiza la feria medieval

La asociación de vecinos asegura que la empresa contratada para organizar la feria les garantizó unas 50 paradas y no siete  

F.G.

Whatsapp
Imagen de la feria medieval en el paseo Misericòrdia. Foto: A. González

Imagen de la feria medieval en el paseo Misericòrdia. Foto: A. González

Los vecinos del barrio Monestirs de Reus viven este fin de semana unas fiestas con sabor agridulce. Y es que uno de los actos principales ha resultado ser un fracaso. Se trata de la feria medieval inaugurada este viernes en el paseo Misericòrdia que, lejos de reunir a unas 50 paradas, se ha quedado sólo con siete. Tampoco se escucha música, ni hay figurantes ni ninguna otra de las novedades prometidas en su día ante la decepción de los vecinos y de los paradistas participantes, la inmensa mayoría del sector de la restauración. Éstos, además, también hacen patente su enfado porque «no es el tipo de feria que nos prometieron. Estamos indignados porque vamos a perder dinero».

Tanto ellos como la asociación de vecinos del barrio Monestirs culpan de la situación a la empresa que contrataron para organizar la feria. El presidente de la entidad vecinal, Alfonso Berbel, se mostraba este sábado muy decepcionado con el resultado final de la feria tras todas las horas y esfuerzos invertidos en su organización. 

Berbel culpa directamente a la empresa y asegura que había incumplido el contrato que firmaron en su día. «La empresa no ha cumplido con los términos acordados y nos está perjudicando tanto económicamente como a nivel de reputación», manifiesta Berbel, quien añade que una vez finalizadas las fiestas decidirán las acciones a emprender.   

Sin música ni figurantes

La quinta edición de la feria medieval tenía que llegar cargada de novedades y pensada para superar los 10.000 visitantes del año pasado. De hecho, los planes de la asociación de vecinos era que el certamen llenara todo el paseo Misericòrdia con paradas, figurantes, música en directo y un espacio destinado a la artesanía. Un conjunto de elementos que, finalmente, no se pueden encontrar, más allá de ocupar sólo una pequeña zona parte del paseo desde la plaza Pastoreta.  

La feria medieval se despide este tarde junto con el conjunto de actos programados para finalizar las fiestas del barrio Monestirs. 

Temas

Comentarios

Lea También