Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Reus Manuel Armayones Psicólogo y profesor

Manuel Armayones: «Está todo pensado paraque no pensemos»

Entrevista. El director de desarrollo del eHealth Center de la UOC da una conferencia este viernes en el Centre Cívic del Carme de Reus

GLORIA AZNAR

Whatsapp
El especialista Manuel Armayones, en la sede de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC). FOTO: Cedida

El especialista Manuel Armayones, en la sede de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC). FOTO: Cedida

Manuel Armayones es profesor de psicología de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) y director de desarrollo del eHealth Center, el centro académico de salud digital de la universidad. Es un apasionado defensor de las tecnologías con la finalidad de mejorar la salud de la población. En este sentido, este viernes hablará sobre uno de los roles del psicólogo actual, el behavioral officer, en el Centre Cívic del Carme de Reus (12.45h), en unas jornadas gratuitas organizadas por el Col·legi Oficial de Psicologia de Catalunya (COPC), en las que también participan otros profesionales.

¿Qué es un ‘behavioral officer’?

Un profesional que muchísimas veces viene del ámbito de las ciencias del comportamiento, sobre todo de la psicología, aunque también de la sociología. Es una figura cada vez más clave en organizaciones internacionales. Todas las grandes compañías de redes sociales tienen este tipo de cargo.

¿Cuál es su función?

Se encargaría de evaluar los aspectos relacionados con el comportamiento del usuario, del paciente, de sus emociones. Por ejemplo, en una empresa que desarrolla aplicaciones móviles para la salud, el behavioral officer debe investigar si la aplicación está provocando realmente un cambio en los usuarios. Muchas veces esto no se tiene en cuenta. En algún punto ya lo hacen expertos en márketing.

Parece una contradicción. Tecnología para ayudar a la salud, cuando las redes sociales lo que hacen es enganchar.

Sí. No es una figura neutra. Y algunos behavioral officer tienen como objetivo enganchar a las redes. Pero nosotros, desde la UOC, no jugamos a ese juego. Intentamos asesorar en el diseño de las aplicaciones para que permitan a las personas conseguir sus objetivos. Queremos estar al servicio de la salud de las personas.

«El sector de la salud necesita expertos en comportamiento y marketing. Pero no tenemos suficiente dinero»

¿De qué manera?

Estamos colaborando en el desarrollo de una aplicación móvil que se ofrecerá a personas que van a ser operadas de cadera y rodilla. Y les interesa mucho que dejen de fumar y de beber, como mínimo seis semanas antes de la intervención porque de lo contrario hay unas complicaciones horrorosas. Debe ser persuasiva y que motive al paciente. Las app se pueden utilizar para enganchar, convencer y para que la gente tenga adherencia al tratamiento. Pero muy importante, persuadir no es manipular.

¿Qué diferencia hay?

El behavioral officer tiene que tener el código deontológico tatuado en la espalda. Porque persuadir es que médico y paciente, como hacemos los psicólogos en consulta, acuerden unas pautas. El enfermo sabe que se le va a motivar, pero lo vamos a hacer juntos. Manipular es otra cosa, cuando se hace a través de trucos. O se quiere que estés horas y horas enganchado a Facebook.

Tecnología y psicología, ¿cómo funciona?

Psicología y tecnología tienen que ir de la mano. Por ejemplo, permite monitorizar al paciente. Si una persona tiene ansiedad puede ponerse en contacto con el psicólogo en cualquier momento. Y también se puede utilizar en temas de agresión. Cada vez que se acerque al lugar donde le agredieron la app lo detectará y se podrá grabar un mensaje para el especialista.

Y han creado una app sobre enfermedades raras.

Conozco el tema de primera mano porque un hijo mío falleció de una enfermedad rara. Comjunts es una app gratis. Fueron los padres quienes nos transmitieron las respuestas que necesitaban. No hay nada más persuasivo que permitir que la gente participe en aquello que luego va a usar.

«Para desconectar del Smartphone se deben quitar todas las alertas y cambiar las aplicaciones de lugar»

¿Se puede utilizar esta figura para atacar las enfermedades del siglo XXI como la obesidad o las cardiovasculares?

Sí. Efectivamente. Si yo desarrollo una app para que las personas de Tarragona caminen más, hagan más actividad física, tengo que tener claro a quién me dirijo, cómo lo voy a hacer y qué teoría psicológica explica el cambio de comportamiento. No hablamos únicamente del diseño de la aplicación.

Entonces, ¿por qué cuesta tanto que los ciudadanos escojan el camino sano?

A nivel mental funcionamos de dos formas, analítica y racional e instintiva y visceral. Y el 90% de nuestro tiempo funcionamos de esta segunda manera. Es esa que hace que con solo un golpe de vista vea si alguien viene contra mí. Es esa que hace que coja un trozo de donut. Las campañas de promoción y prevención apelan al sistema analítico, pero la publicidad lo hace al visceral.

«El ‘behavioral officer’ no es una figura neutra. Y debe tener el código deontológico tatuado en la espalda

¿No deberían contratar a publicistas para las campañas de salud?

Absolutamente. Expertos en comportamiento y marketing. Es esta gente la que nosotros necesitamos. Pero no tenemos suficiente dinero. Hay que tener en cuenta que la gente no quiere pensar. Vamos cada vez más rápido y nos paramos poco a reflexionar y la publicidad se aprovecha. Hay que bajar el ritmo y pensar. Porque está todo pensado en esta sociedad tan loca para que no pensemos. Todo lo que requiere más de cinco clicks nos da pereza.

¿Qué se debe hacer para que den pereza los clicks y se pueda desconectar?

Lo primero, quitar todas las alertas y baja radicalmente el uso del Smartphone. Si se desactiva eso, no hay tantos anzuelos. Y algo que siempre aconsejo durante las vacaciones es que se cambien las aplicaciones de lugar, que no sea intuitivo ni fácil encontrarlas.

Temas

Comentarios

Lea También