Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Marchena 'corta' a un testigo de Alforja: "Todo lo que pasa aquí es por imperativo legal"

Un votante expresa el "rechazo absoluto de contestar la extrema derecha fascista (refiriéndose a Vox)" y el magistrado lo corta
 

ACN

Whatsapp
El juez Marchena. FOTO: EFE

El juez Marchena. FOTO: EFE

El presidente del tribunal del 1-O, Manuel Marchena, ha respondido a dos testigos que, a pesar de no poner objeciones, sí han querido remarcar que contestaban a la acusación popular de Vox porque la ley los obliga.

"Todo lo que se hace aquí es por imperativo legal, tiene el deber de declarar, todos estamos aquí por imperativo legal, pero si lo desea subrayar hace muy bien de hacerlo", ha recordado a Joan Torres, un votante de Anglesola (Urgell).

Una fórmula similar a la que Marchena ha usado para valorar la misma afirmación que ha hecho Isabel Castillo, de la Sènia (Montsià), a quien ha recordado que "todo" lo que pasaba en la sala era "por imperativo legal". Otro testigo, Alfons Barceló (Alforja, Baix Camp), ha mostrado el rechazo a "la extrema derecha fascista" y Marchena también le ha recordado la obligación de declarar.

Además, en el caso de Torres, el testigo había presentado un escrito para poder declarar en catalán, pero Marchena le ha remarcado que los testigos no tienen este derecho "por más respeto que tengamos a la lengua catalana". "En este juicio está todo reglado, también el idioma", ha agregado el magistrado.

Aparte de los dos testigos que han expresado que respondían a Vox por "imperativo legal", ha habido un tercero que también ha hecho una objeción a tener que contestar. "Quiero mostrar un rechazo absoluto a las ideas de la extrema derecha fascista de Vox, pero responderé", ha manifestó Alfons Barceló, de Alforja (Baix Camp). El juez le ha dicho que tiene la obligación de responder y él reconoció que, a pesar de la objeción, tenía intención de hacerlo. "Pues hágalo por favor", le dijo Marchena.

Marchena ha sido más explícito en el caso de Isabel Castell, que ha prometido ser "una testigo veraz e imparcial" y que es concejala en la Sènia. "Está sentada aquí por imperativo legal, ha respondido a la letrada que la ha propuesto por imperativo legal, también a las preguntas del fiscal y la abogacía del Estado y ahora tiene el imperativo legal de responder la acusación popular; si lo quiere subrayar lo subraya pero todo lo que ha pasado esta mañana es por imperativo legal", declaró el presidente del tribunal.

Marchena frena una pregunta del fiscal

El presidente del tribunal también ha intervenido cuando ha visto que el fiscal Jaime Moreno preguntaba a un votante de Vic, Jordi Vidal, si "votó por la independencia". "No puede preguntar al testigo qué votó, formule otra pregunta", le ha cortado el presidente.

Temas

Comentarios

Lea También