Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Marià Fortuny, el pintor reusense en el Prado

La publicación del cómic ‘Idilio’, de Javier Montesol, inspirado en el trabajo que el reusense hizo sobre Tánger, sirve de ‘excusa’ para abrir una exposición sobre el célebre pintor

EFE

Whatsapp
Obra ‘Viejo desnudo al sol’ que formará parte de la exposición ‘Mariano Fortuny (1838-1874)’, que se podrá ver en el Prado. FOTO : efe

Obra ‘Viejo desnudo al sol’ que formará parte de la exposición ‘Mariano Fortuny (1838-1874)’, que se podrá ver en el Prado. FOTO : efe

El Museo del Prado vuelve a mostrar su interés por el cómic con la publicación de ‘Idilio’, la novela gráfica de Javier Montesol inspirada en el trabajo que el reusense Marià Fortuny hizo sobre Tánger, que se podrán ver en la pinacoteca a partir de noviembre en la exposición ‘Mariano Fortuny (1838-1874)’.
Con Fortuny como «excusa», el Prado vuelve a mostrar su interés por el cómic como nexo de unión con el público más joven con la publicación de este tercer cómic, que viene precedido por los ya realizados por Max, ‘El tríptico de los encantados’; y Keko y Altarriba, ‘El perdón y la furia’.
«Este cómic ya forma parte de una colección. Es una forma de dar a conocer los productos que vamos generando», expresó José Manuel Matilla, jefe de Conservación de Dibujos y Estampas del Prado, acerca de este trabajo encargado a Montesol. Un autor elegido por Matilla tras ver en la obra «mucho dolor, al igual que en los dibujos de Fortuny».

Retrato del pintor Marià Fortuny
Marià Fortuny i Marsal (Reus, 11 de junio de 1838 - Roma, 21 de noviembre de 1874) fue un pintor, considerado junto a Eduardo Rosales uno de los más importantes del siglo XIX después de Goya. El reusense fue una de las figuras más excepcionales de la pintura catalana del siglo XIX. Tuvo una vida breve, pero dejó una huella destacada en la historia del arte. Fortuny no fue indiferente a todo lo que vio y vivió en los diferentes viajes que hizo y todas estas experiencias vitales quedaron plasmadas en su obra.

Como adelanto de la exposición que El Prado acogerá del 21 de noviembre al 18 de marzo de 2018, en ‘Idilio’ Montesol (Barcelona, 1952) propone el relato del viaje «iniciático» de un joven que viaja a Tánger en 1974 para buscar sentido, inspiración y creatividad. 
«El guión de este libro -relata su autor- fue un destello. Tenía grabados los cuadros ‘Idilio’ y ‘El anacoreta’ y vi claro que tenía que abordar un viaje sobre momentos de partida y llegadas de la vida».

«En noviembre de 1974, en el Museo de Arte Moderno de Barcelona, por primera vez quedé deslumbrado por una panorámica precinematográfica de Fortuny que representaba una de las batallas de Prim en Marruecos. La historia que les cuento la sitúo cronológicamente a continuación de aquella visita», afirmó. Según cuenta el historietista, su cómic aborda la vivencia de un joven que se «enfrenta al mundo», ese momento en el que «te vas alimentando de lo bueno y lo malo».

La muestra, que se exhibirá en el edificio Jerónimos, tendrá un carácter irrepetible, ya que recorrerá las diversas etapas de la producción de Fortuny como pintor, acuarelista, dibujante y grabador, -con atención a la influencia en su pintura de los grandes maestros que pudo estudiar en el Prado-, y dedicará un apartado al atelier del pintor, en el que reunió una exquisita colección de antigüedades.

«Eché mano de recuerdos de juventud», matizó Montesol, quien espera que su trabajo dé al lector el «placer de una lectura de tarde de domingo». A la hora de encarar el proyecto, mezcló las experiencias de Fortuny con las suyas propias. Montesol se inspiró en el viaje que el artista reusense emprendió a Tánger y Marruecos para realizar el cuadro con las batallas de O’Donnell y Prim. 
El Prado empezó en 2016 a editar cómics para propiciar la reflexión de los creadores contemporáneos de la viñeta sobre sus colecciones. 

Temas

Comentarios

Lea También