Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Maria Rosa Molas: Una luchadora de la justicia

Este año se celebrará el bicentenario de Santa Maria Rosa Molas, hija ilustre de Reus y creadora de la congregación presente en 19 países del mundo
Whatsapp
Entrada del Col·legi Maria Rosa Molas, que este año está de celebración, con su estatua dedicada a la religiosa reusense.  Foto: Alba Mariné

Entrada del Col·legi Maria Rosa Molas, que este año está de celebración, con su estatua dedicada a la religiosa reusense. Foto: Alba Mariné

Tiene una calle y un colegio con su nombre en Reus, pero la religiosa Maria Rosa Molas, esta hija ilustre de la ciudad, es a la vez una gran desconocida entre los reusenses. Nació en la calle Llovera el día 24 de marzo de 1815 y dedicó toda su vida a los enfermos, a la atención social de los más desfavorecidos, y se convirtió en una gran luchadora de la promoción de la mujer. Fue, sin duda, un «personaje poliédrico», tal y como la describió Aránzazu Palau, directora del Col·legi Maria Rosa Molas.

Este 2015 se commemorarán los 200 años de su nacimiento y con una serie de actos vinculados algunos de ellos a la escuela arrancará el ‘Any Rosa Maria Molas’. «Fue una mujer apasionada por un mundo más justo», contó Palau en la presentación del bicentenario. Se marchó de Reus para irse a Tortosa, donde fundó la Congregación de Hermanas de Nuestra Señora de la Consolación que, a día de hoy, está presente en 19 países de Europa, África, Asia y América del sur.

Esta huella mundial se verá reflejada en el primer acto que conmemorará la efeméride el próximo 21 de marzo.

Reus acogerá un acto institucional, presidido por la superiora general de la Congregación de Hermanas de Nuestra Señora de la Consolación, que prevé contar con la asistencia de representantes de las comunidades de esta institución de diferentes puntos de Europa.

La obra de Maria Rosa Molas, que fue canonizada por el Papa Juan Pablo II en diciembre de 1988, se extendió a niños y a jóvenes e incluso sirvió en las cárceles. Cuentan de ella que fue una mujer sencilla, fuerte y dulce, una combinación ideal para desarrollar la tarea de atender a los más necesitados.

De hecho, para conocer con más exactitud su vida, los días 14 y 15 de noviembre se realizará en Reus un congreso con el objetivo de profundizar en el estudio de la obra y legado de Molas. «Muchas personas de todo el mundo dirigirán su mirada hacia Reus durante este 2015, muchos desearán visitar en peregrinación su tierra natal y esta ciudad será donde se celebre el bicentenario de Maria Rosa», explicó la directora del Col·legi Maria Rosa Molas.

Para Palau, esta celebración será una plataforma para dar a conocer la figura de la religiosa. «Fue un testimonio silente de una mujer de Reus y después del ‘Any Maria Rosa Molas’ queremos que eso cambie».

Este viernes, el Col·legi Maria Rosa Molas organiza ya un concierto de piano, guitarra y soprano en su sala de actos. La clausura del bicentenario se celebrará en Tortosa, donde la religiosa falleció.

El cartel del ‘Any Molas’

Ayer se presentó también el cartel diseñado por un exalumno del Col·legi Maria Rosa Molas. Es Eduard Granados quien recibió el encargo de la escuela con mucha ilusión. «Busqué imágenes significativas de Reus que formasen parte de vida de Molas –como La Prioral, el santuario de Misericòrdia o su casa natal– y las coloqué dentro de una silueta que fusiona la rosa de Reus y la propia Molas», contó Granados.

Reus deja atrás entonces el Any Prim y vuelca sus esfuerzos en Maria Rosa Molas. De hecho, el general Joan Prim i Prats y la religiosa reusense fueron coetáneos.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También