Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Mariona Quadrada (CUP Reus) planta al juez que la investiga por un presunto delito de odio

El juzgado de instrucción número 2 ha reabierto el caso por un presunto delito de odio contra la edil por, supuestamente, haber señalado a los concejales de Ciudadanos en la ciudad y haberlos llamado "asesinos" durante la manifestación del 3 de octubre de 2017

Marc Càmara

Whatsapp
FOTO: DT

FOTO: DT

Mariona Quadrada ha cumplido con lo que declaró al Diari el pasado sábado y no se ha personado en el juzgado de Reus, donde había sido citada por la magistrada del juzgado de instrucción número 2. Se la acusa de un presunto delito de odio por haber señalado a los concejales de Ciudadanos durante la manifestación del 3 de octubre del año pasado, dos días después del 1-O. Según la denuncia que presentaron los ediles del partido naranja, Quadrada los llamó "asesinos", señalándolos con el dedo cuando intentaban cruzar la manifestación, con miles de personas protestando por la actuación policial del día del referéndum. Ciudadanos consideró los hechos muy graves, y denunció en su momento que la actitud de la concejal de la CUP había puesto en riesgo la integridad de sus ediles. 

El partido denunció el caso ante la Fiscalía, que trasladó el caso a los juzgados de Reus. La magistrada del juzgado de instrucción número 2 archivó el caso, pero la Fiscalía recurrió el auto de archivo. La magistrada ha reabierto el caso y había citado, para esta mañana, a la concejal de la CUP. 

A la misma hora, la CUP había organizado una rueda de prensa con la presencia de Quadrada, quien ha asegurado que la reapertura del caso le parece "otro despropósito de la causa contra el independentismo. Como ya dijimos el año pasado, no responderemos ante el mandato del Estado Español ni ante el de los jueces, aunque haya denuncias". Dice Quadrada "no estamos dispuestas a hacer caso a denuncias injustas por delitos de odio, que no son procedentes". 

Acusa a Ciudadanos de haber denunciado el caso a la Fiscalía. "No haremos ninguna concesión a partidos que rozan la extrema derecha", dice Quadrada, que añade que "no queremos darles publicidad". 

A la espera de cómo proceda el caso, la CUP espera que la magistrada vuelva a requerir la presencia de Quadrada en los juzgados, como ya ocurrió el año pasado durante la instrucción de la causa por delito de odio después de la denuncia de la Policía Nacional. En el caso que Quadrada desoiga los requerimientos de la juez, ésta podría ordenar a los Mossos d'Esquadra que la detuvieran para trasladarla a los juzgados.

El mismo escenario tuvo lugar a finales del año pasado con Marta Llorens y Oriol Ciurana, que no acudieron hasta en tres ocasiones ante la magistrada, y ésta decidió su detención. Los dos concejales de la CUP en Reus pasaron una noche en el calabozo dela comisaría de los Mossos en la ciudad. En el caso de Quadrada, que también se negó a acudir a los juzgados, la detención se produjo por la mañana, y no pasó la noche en la comisaría. 

Temas

Comentarios

Lea También