Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Mas Vilanova denuncia el ‘caos’ de coches que se genera a diario en Pare Manyanet de Reus

Los vecinos dicen estar hartos de que padres y madres aparquen «de cualquier manera» y que la Guàrdia Urbana «permita las infracciones»

Montse Plana

Whatsapp
Coches parados en doble fila, en Pare Manyanet, ayer al mediodía.  FOTO: Alba Mariné

Coches parados en doble fila, en Pare Manyanet, ayer al mediodía. FOTO: Alba Mariné

Es la una del mediodía en la calle del Pare Manyanet. A esa hora, los escolares salen del colegio, y sus padres esperan fuera. Muchos de ellos se han desplazado en coche. La zona reservada para familiares de los alumnos ya está completamente llena, y los vehículos aparcan en doble fila o en las entradas de los parkings de las casas de la zona, lo que dificulta la circulación de otros turismos. Es una situación que se repite en las horas de entrada y salida de los niños. Los vecinos del barrio están «hartos» y avisan que no se quedarán de brazos cruzados durante más tiempo. Quieren emprender acciones reivindicativas e incluso se plantean cortar la calle Pare Manyanet de forma puntual y sin previo aviso.

«Hace ya muchos años que aguantamos este caos circulatorio. Se han producido enfrentamientos entre vecinos y padres y madres. Unos quieren salir de su casa con el coche. Otros, están mal aparcados y les dicen que se esperen. Hay mucha tensión», detalla el presidente de la asociación vecinal de Mas Vilanova, Valentín Rodríguez. Asegura que se ha denunciado reiteradamente a Guàrdia Urbana, «y no hacen nada. Permiten todo tipo de infracciones», añade Rodríguez. Ante esta situación, la Associació de Veïns Mas Vilanova ha convocado una asamblea para el viernes de la próxima semana para estudiar las acciones a emprender.

Este mediodía, y mientras los coches se acumulaban ante el colegio, no había ningún agente policial regulando el tráfico. «Vienen de forma puntual. Ahora, por ejemplo, hace un par de días que viene un agente a las cinco de la tarde», explicaba Josep Lluís Fernández, mientras esperaba a su nieto. Bajo su punto de vista, es complicado encontrar una solución. «A las 12.30 h, la zona de aparcamiento reservada para familiares ya está llena. Y es imposible estacionar o parar cerca de la escuela... Los vecinos tienen toda la razón», admitía Josep Lluís.

Desde la asociación vecinal se pide más civismo a los padres y madres que van a buscar a sus hijos con coche. «No pueden aparcar en cualquier sitio y de cualquier manera. No respetan los vados, estacionan encima las aceras, en las rotondas, pasos de cebra... En cualquier espacio», detalla el presidente de Mas Vilanova, Valentín Rodríguez. Y no se trata únicamente de la escuela, «sino que es una suma de equipamientos. Los fines de semana, por ejemplo, también nos encontramos con caos circulatorio a raíz de las actividades que se desarrollan en el pabellón anexo al colegio», añade.

El consistorio defiende el sistema

Por su parte, desde el Ayuntamiento se asegura que la Guàrdia Urbana hace su trabajo. Además, se recuerda que delante del centro educativo hay habilitada una zona de aparcamiento reservado exclusivamente a los familiares que van a buscar o a dejar los alumnos de la escuela con vehículo privado.

Temas

Comentarios

Lea También