Más de 140 emprendedores se asesoran en Mas Carandell en época de pandemia

Se ha notado un ligero incremento. La Cambra de Comerç también atiende a un centenar de personas anuales

MONTSE PLANA

Whatsapp
Sesión sobre ‘el estudio de mercado’ en el contexto del programa de acompañamiento de Mas Carandell. ALBA MARINÉ

Sesión sobre ‘el estudio de mercado’ en el contexto del programa de acompañamiento de Mas Carandell. ALBA MARINÉ

Reinventarse profesionalmente, abandonar la zona de confort para buscar una salida profesional que se adecue a las necesidades de cada momento. Es algo que suele suceder con mayor frecuencia en época de crisis y todo ello se acaba traduciendo en un mayor número de emprendedores, personas que quieren coger las riendas de su propio negocio. En Reus, el Servei de Suport a l’Emprenedoria i a la Creació d’Empreses de Mas Carandell –de la concejalía de Empresa i Ocupació del Ayuntamiento de Reus– ha asesorado, desde el inicio de la pandemia, a más de 140 personas. De éstas, 79 han sido atendidas en lo que llevamos de 2021, y más de 60, el año pasado a partir de la irrupción de la Covid-19.

De forma más concreta, si en 2020 en total se asesoraron a 107 emprendedores, 35 se atendieron durante los primeros meses del año y el resto, a partir del estado de alarma, pasados los meses de confinamiento total.

También desde la Cambra de Comerç de Reus se ofrece un servicio de apoyo a la emprendimiento, asesorando a alrededor de un centenar de personas anualmente. Según se expone desde el ente cameral, a raíz de la pandemia se ha notado un incremento de personas interesadas en crear su propio negocio, pero éste ha sido «ligero». Y es que, como se comenta, «la incertidumbre no ayuda».

Así también se expone en el estudio sobre ‘Impacto de la Covid-19 en el emprendimiento en España’, elaborado por el Observatorio Mapfre de Finanzas Sostenibles y el Observatorio del Emprendimiento de España, en colaboración con ENISA. En el informe se detalla que España se sitúa entre los países con una menor percepción de oportunidades por parte de la población, a la vez que es donde hay mayor miedo al fracaso como obstáculo para emprender. Así pues, se concluye que la pandemia ha frenado los nuevos negocios.

A pesar de todo, y como se comentaba anteriormente, los asesoramientos a personas interesadas en emprender han aumentado, aunque de forma ligera. «Desde el consistorio ofrecemos el servicio de asesoramiento desde hace años. Primeramente se ofrecía desde Redessa y desde el mayo de 2020, después del confinamiento, está gestionado por el IMFE Mas Carandell», cuenta el concejal de Empresa i Ocupació del Ayuntamiento de Reus, Carles Prats.

Asegura que «hay más emprendimiento que nunca» y que el perfil «acostumbra a ser el de una persona más bien joven, aunque también de más de 40 años». Por su parte, desde la Cambra de Comerç de Reus han detectado que la media de edad se sitúa entre los 30-50 años, aunque se percibe un perfil cada vez más joven y con un nivel de estudios más elevado.

¿Y el por qué quieren crear su propio negocio? «Muchos quieren ser más autónomos, independientes», explica Carles Prats. De hecho, según el estudio ‘Impacto de la Covid-19 en el emprendimiento en España’, entre las empresas de menos de tres años y medio de vida ven entre sus motivaciones «ganarse la vida porque el trabajo escasea» en un 72% en 2020, mientras que esta misma cuestión solo era valorada en un 42% en 2019. En cambio, la creación de riqueza o una renta muy alta, se veía como una motivación en un 60% de los casos en 2019, y en 2020 descendió hasta el 35%.

Sea cual sea el motivo, lo que se tiene claro desde la capital del Baix Camp es que es esencial ofrecer orientación y asesoramiento a los que han tomado la determinación de emprender. «La autoocupación es una opción siempre a tener en cuenta y su consolidación crea puestos de trabajo», se subraya desde la Cambra de Comerç. El ente cameral ofrece un servicio de apoyo al emprendimiento con el fin de trabajar con los interesados la idea de negocio, la viabilidad del proyecto, elaboración del plan de empresa, la posibilidad de conseguir ayudas y/o subvenciones, financiamiento, trámites de legalización... Además, la Cambra forma parte del Programa de apoyo empresarial a las mujeres (PAEM), España Emprende y cuenta con programas de asesoramiento con financiamiento europeo, entre otros.

Por su parte, desde el Ayuntamiento de Reus –a través de Mas Carandell– se ofrece el Servei de Suport a l’Emprenedoria i a la Creació d’Empreses, además de jornadas y programas, como el que justamente ahora se está llevando a cabo: el Programa d’Acompanyament a la Creació d’Empreses, que se está desarrollando desde el 7 de octubre en Mas Carandell con diez participantes, «limitados por la situación sanitaria», puntualiza el concejal.

Se trata de un itinerante formativo de seis sesiones presenciales en las que profesionales expertos y reconocidas entidades imparten talleres. Todo con el objetivo de ofrecer contenidos y recursos esenciales para poner en marcha un proyecto empresarial y desarrollar un plan de negocio con unas mínimas garantías de éxito.

«Me estoy valorizando»

Alejandra Toral es una de las participantes de este programa. Trabajaba en una empresa de turismo, pero el pasado mes de marzo se quedó sin empleo. «Pasado medio año decidí que quería abrir mi propia empresa, pero estaba perdida», comenta.

No tiene miedo de salir de la zona de confort. De hecho, eso ya lo superó hace años. Y es que asegura que «estudié la carrera equivocada». Cursó Fisioterapia y Osteopatía y posteriormente se fue a Portugal, donde trabajó de guía turística. También en 2018 estuvo en Australia. «Salí de la zona de confort y vi que había otras cosas», subraya Toral. Es por ello que acabó trabajando en una empresa de turismo, pero la pandemia golpeó el sector y la joven se quedó sin trabajo.

Con la intención de emprender su propio negocio, se dio cuenta de que le faltaban conocimientos, sobre todo sobre cuestiones legales, de licencias... «Cosas que no sabes si no has estudiado nada de empresas y finanzas. Empecé a ver vídeos por Internet de cómo hacerlo, pero no sabía de qué fiarme y no iba a ningún sitio», recuerda. Pero un día compartió la idea que le rondaba por la cabeza con un familiar «y es quien me comentó que preguntara en Redessa». Y así lo hizo: «De allí me derivaron al Ayuntamiento y recibí una llamada de Mas Carandell, desde donde me están ayudando muchísimo», relata.

Alejandra Toral valora la atención personalizada que está recibiendo «y la gran calidad». En este sentido, pone como ejemplo el Programa d’Acompanyament a la Creació d’Empreses en el que ahora mismo está participando «y lo que explican en cada sesión tiene una continuidad en la siguiente. Es decir, encuentras un sentido y, además, de la mano de muy buenos profesionales». Asegura que entre el programa y la atención personalizada, su idea va tomando forma. «En ocasiones sales muy animada de una charla y en siguiente te lo replanteas todo, y es que también te das cuenta de la realidad», algo que valora mucho y que, lejos de desistir, le hacen ir aún más lejos.

Ahora mismo, cuenta que está en un momento «de valorizarme a mí misma», detectando sus particularidades y buscando qué aspectos suponen un valor añadido. Paralelamente, su idea de negocio va tomando forma, «y lo mejor es que puedes ir a tu ritmo, pero eso sí, con el compromiso de ir avanzando. Ya que están dedicando tiempo en mi proyecto, quiero que se vean resultados», comenta Toral, que asegura que quiere disfrutar de todo el proceso.

Temas

Comentarios

Lea También