Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de 140 robos con fuerza dentro de vehículos en sólo tres meses

Mossos d’Esquadra activó un dispositivo especial en abril y ha detenido a dos ladrones de coches este año en Reus

Carla Bergadà

Whatsapp
Más de 140 robos con fuerza dentro de vehículos en sólo tres meses

Más de 140 robos con fuerza dentro de vehículos en sólo tres meses

Mossos d’Esquadra del área del Baix Camp ha llevado a cabo durante el mes de abril un dispositivo específico contra robos con fuerza en el interior de vehículos. Este tipo de actuaciones suele activarse cuando los agentes detectan un posible repunte de un delito en concreto o cuando tienen conocimiento de que se está produciendo en una zona determinada. Fue justamente en ese mes cuando, tal y como publicó el Diari, hubo una oleada de robos en coches: en menos de diez días, al menos diecisiete fueron destrozados para sustraer objetos del interior. Este medio ha podido contabilizar 42 actos como éstos entre el 1 y el 30 de abril.

Según datos de la policía catalana, en enero de este mismo año se presentaron 69 denuncias por robos con fuerza dentro de coches, en febrero fueron 31 y en marzo, 41 —141 en total. Durante los mismos meses de 2018 se produjeron 35 en enero, 37 en febrero y 42 en marzo y en 2017 hay registrados 97 en enero, 97 en febrero y 54 en marzo. En esta tipología de delitos la prevención es clave para evitarlos. Evitar dejar a la vista objetos que permitan intuir a los ladrones que en el interior del vehículo hay algo de valor puede reducirlos.

Para dar con los autores de los robos, los Mossos d’Esquadra analizan huellas dactilares y llevan a cabo ruedas de reconocimiento, si las víctimas logran verlos antes de escapar. Aunque en muchas otras ocasiones, son pillados por el cuerpo policial in fraganti o son retenidos por los propietarios de los vehículos. A veces, incluso, consiguen identificarlos cuando son detenidos por otros hechos y tras ello, se les localizan objetos que fueron sustraídos en algún caso denunciado.

El último de los arrestados en Reus acusado de este delito fue retenido el 2 de marzo. El 22 de febrero se presentaron diligencias por una denuncia interpuesta. La víctima había visto a un hombre al lado de su coche —aparcado en la calle Jaume Vidal i Alcover— con las chaquetas que él guardaba dentro; consiguió quitárselas pero el ladrón huyó, dejando roto el cristal del vehículo. El grupo de delincuencia urbana —agentes habitualmente de paisano que controlan las calles de la ciudad— agrupó un total de ocho fotografías de posibles autores, teniendo en cuenta la descripción física que recibieron. El denunciante lo reconoció sin titubear, por lo que fue detenido y puesto a disposición judicial; tenía una quincena de antecedentes penales.

Otro de los casos se resolvió con éxito el pasado 11 de enero. El cuerpo policial catalán recogió una denuncia por un robo en enero de 2016 en la calle Josep Maria Prous i Vila. La unidad científica tomó en ese momento las huellas dactilares detectadas en el interior del coche, que se almacenaron al no encontrar ninguna coincidencia en el sistema. 

En octubre del año pasado, un chico fue arrestado por otro motivo pero al llegar a dependencias policiales, siguiendo el protocolo, se le tomaron las huellas dactilares y también se guardaron en el sistema que, en enero, pudo contrastar ambas muestras y determinar que él era el responsable del delito de enero de 2016. El joven fue arrestado y también pasó a disposición del juez.

En abril, más de 40

Durante el pasado mes se cometieron al menos 42 robos con fuerza en el interior de vehículos en varias calles de la ciudad entre las que hay: Jaume Vidal i Alcover, Puig i Ferrater, Antoni Fabra i Ribas, Costa Brava, Travessera Nova de Sant Josep, Gegants, Josep Prous i Vila, Pere el Cerimoniós, Ramon J. Sender, Sor Lluïsa Estivill, Josep Pla, Montserrat Roig, Comerç, Prat de la Riba, Badalona, Plaça de Sant Francesc, Sant Celestí y Mas de Macià Vila.

Repunte en sólo 10 días

Entre el 5 y el 15 de abril se cometieron en Reus al menos 17 robos dentro de turismos aparcados en distintos puntos de la ciudad. Tal y como explicó este medio, los destrozos fueron denunciados por los propietarios de los vehículos afectados ante los Mossos d’Esquadra, que abrieron una investigación para localizar al presunto o presuntos autores del delito.

Gran parte de estos robos se produjo la madrugada del 12 de abril, cuando los ladrones actuaron en la calle Josep Pla, ubicada cerca de la Avinguda de Bellissens, causando desperfectos en al menos cuatro coches, según confirmó la policía catalana. También se pudieron ver cristales rotos y coches con el interior removido en las calles Sor Lluïsa Estivill y Ricard Artiga i Esplugas.

A todo ello hace falta añadir el episodio que tuvo lugar el día 5 de abril de madrugada. En este caso, los robos y los destrozos fueron causados en cuatro turismos aparcados en la calle Costa Brava del barrio La Pastoreta —antiguamente El Greco. Un día después, la Guàrdia Urbana recibió también el aviso que alertaba sobre posibles nuevos robos que se estarían cometiendo en la calle Puig i Ferrater, al lado de la Avinguda dels Països Catalans. Agentes del cuerpo policial municipal se desplazaron ese día hasta el lugar pero la patrulla sólo pudo identificar a tres personas, sin localizar a su alrededor ventanillas rotas o coches forzados, por lo que la incidencia se cerró sin que hubiera detenidos.

Temas

Comentarios

Lea También