Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de 150 reusenses se quedan sin carroza a una semana de Carnaval

SoldeNit había pagado a una colla de la FRAC para participar en la rúa del próximo fin de semana pero ésta no entregó los papeles necesarios a la entidad. La discoteca ya prepara una demanda

Carla Bergadà

Whatsapp
Imagen de archivo del Carnaval. FOTO: DT

Imagen de archivo del Carnaval. FOTO: DT

«Engañados y dolidos». Así es como aseguran sentirse los jóvenes que se inscribieron hace meses a la carroza que organizaba SoldeNit y que, a una semana de la rúa, se han enterado que no podrán participar en Carnaval. Las más de 150 personas habían dado una paga y señal y deberían haber abonado el resto y recibido el disfraz en estos días, pero no van a hacerlo.

Según ha podido saber el Diari, la discoteca prepara una demanda. Desde el local aseguran que han hecho todo lo que está en sus manos para poner una solución y admiten que deben dar la cara pero repiten que no ha sido su error. El caso es que ellos firmaron un contrato, hace unos meses, con la 'Colla' Amics d'Horts de Simó para poder salir en Carnaval, dado que ellos son socios de la FRAC. SoldeNit pagó 750 euros y acordó encargarse de la gestión de la carroza, como el año pasado y como hacen otras 'Collas' con bares grandes.

La 'Colla', miembro de la Federació Reusenca d'Associacions de Carnaval, no entregó a la junta los papeles necesarios para poder participar en los actos de Carnaval del próximo fin de semana. «Cuando termino el plazo para apuntarse, llamamos a sus responsables pero nos dijeron que este año no saldrían», confirmaba Pere Turellols, presidente de la entidad. Tenían tiempo hasta mitades de enero e incluso podrían haberlo conseguido en febrero pero nadie se pronunció, aunque había un acuerdo entre la comparsa y SoldeNit. 

Cuando las alarmas saltaron, todos pidieron reunirse con la FRAC pero ya era demasiado tarde. «Nos enteramos a principio de semana y nos movimos, pero nos dijeron que no había nada que hacer. Incluso intentamos reubicar a las más de 150 personas que teníamos apuntadas en otras carrozas pero fue imposible», decían desde el local. De hecho, Turellols recuerda: «Hay que pagar seguro, organizar los actos, pedir confeti... Es un trabajo de mucho tiempo, nos sabe mal, pero es tarde para que puedan cambiar de grupo». Él mismo recuerda que si se hubieran entregado los documentos necesarios, no habría habido ningún problema.

Los afectados han llegado a escribir una carta al alcalde de Reus, quien les ha convocado a una reunión junto con la concejal de Cultura durante los próximos días. «Somos gente de Reus, esperamos todo el año para que llegue esta fiesta y no nos lo podemos creer. Aunque nos devuelvan el dinero, lo único que nos preocupa es poder salir. Nos da igual que nos separen, queremos desfilar en la rúa y sabemos que hay carrozas dispuestas a aceptarnos», lamentaba uno de ellos. A contrarreloj, la discoteca y las 'víctimas' buscan una solución que, si no llega, terminará por dejar a más de 150 personas sin Carnaval. El Diari ha intentado, sin éxito, conocer la versión de la colla Amics d'Horts de Simó.

Temas

Comentarios