Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de 350.000€ para reasfaltar el pavimento deficiente de varias calles

Tras adecuar una decena de vías, este 2018 el Ayuntamiento mejorará zonas como el Passeig Mata y la Riera de Miró

Sílvia Fornós

Whatsapp
El Passeig Mata es una de las calles que la concejalía de Via Pública reasfaltará próximamente.  FOTO: a. González

El Passeig Mata es una de las calles que la concejalía de Via Pública reasfaltará próximamente. FOTO: a. González

El Ayuntamiento de Reus invertirá más de 350.000 euros en los trabajos de mejora del asfalto de diferentes calles de la ciudad. Según confirma el concejal de Via Pública del Ayuntamiento de Reus, Hipòlit Monseny, «en las próximas semanas se iniciarán las mejoras del Passeig Mata, la Riera de Miró, plaza Villarroel, la calle Cabrera y el Camí de Riudoms, donde se ha detectado que el pavimento se encuentra en mal estado de conservación». 

Las obras, que ascienden a 291.000 euros, se financiarán con el presupuesto de inversiones del año pasado. «Los trabajos consistirán en la retirada del asfalto existente y la reposición del pavimento en todos los tramos», detalla el responsable político. Reconoce que, en ocasiones, los daños producidos en el asfalto se arreglaban «parcheando las zonas afectadas» lo que, en su opinión, «da mal resultado, ya que el asfalto no se consolida, porque estas calles se encuentran entre las más transitadas y en consecuencia se vuelven a reabrir las heridas en el pavimento». Entre los factores que contribuyen al degradado del asfalto, Hipòlit Monseny señala la pluviometría y los intensos trabajos de limpieza de las calles. «Dedicamos muchas horas a mantener limpia la ciudad, y a mayor intensidad también es mayor la degradación del pavimento», explica el responsable político.

Hipòlit Monseny recuerda que la voluntad del gobierno municipal es «tener todas las calles en las mejores condiciones para que conductores, motoristas y ciclistas puedan circular con seguridad».


Por otro lado, el Ayuntamiento también acometerá, a cargo del presupuesto de este año, nuevas mejoras en otras calles. Las cuentas municipales ordinarias contemplan una partida de 70.000 euros. Además, fuentes municipales confirman que «todavía está por definir la partida del presupuesto de inversiones de Via Pública que se destinará a estos trabajos en 2018». 

60.000 euros gastados
El Ayuntamiento ya ejecutó el año pasado mejoras en el asfalto de distintas calles por valor de 60.000 euros. Concretamente, los trabajos se llevaron a cabo en las calles Doctor Robert y l’Amargura; Camí de l’Aleixar; las avenidas Dr. Vilaseca, Països Catalans, Comerç, Marià Fortuny y Bellissens; las calles Campoamor y Roger de Belfort; el Camí de Riudoms; la Riera de l’Escorial; y la calle General Moragues. Estas intervenciones afectaron a una superficie de cerca de 2.000 metros cuadrados. 

Quejas vecinales
La detección de las necesidades de mejora del asfalto llega al Ayuntamiento a través de distintos canales. En este caso, destaca la política de proximidad del alcalde, Carles Pellicer y del gobierno municipal, que atienden directamente las solicitudes de la ciudadanía. De hecho, esta misma semana Pellicer y el concejal de Via Pública visitaron el barrio del Carrilet acompañados de la junta y el presidente de la asociación de vecinos. Los ojos de los residentes  también son importantes a la hora de detectar aquellas zonas de la ciudad más sensibles y que requieren de una actuación. 
«Las sugerencias de los vecinos son muy importantes, porque son quienes viven día a día las deficiencias, y saben dónde hay un agujero, un bache, etc. Desde la concejalía velamos por la seguridad de toda la ciudad», explica Hipòlit Monseny. El trabajo sobre el terreno de la Brigada Municipal y del Servei de Mobilitat i Circulació de la Guàrdia Urbana también contribuye a detectar las deficiencias. La avenida Pere El Cerimoniós, en el barrio del Carrilet, también necesita mejoras inmediatas del pavimento y que algunos vecinos califican de «urgentes». 

asfalt_perecerimonios_ciutats (10).jpg
El asfalto de la Avenida Pere El Cerimoniós. Foto: A. González


«Desde hace tiempo el asfalto no está bien, y la peor parte se la lleva el tramo inicial de la avenida hasta la rotonda que une las avenidas del Carrilet y Pere el Cerimoniós», explica Dolors Muñoz, vecina del barrio. Ramón Ferran, también vecino desde hace cuatro décadas, califica de «terrorífico» el estado del pavimento. «La avenida es una zona de intensa circulación por lo que deberían mejorar el asfalto», argumenta. La misma opinión comparte Jordi Fortuny: «Es una de las calles de la ciudad por la que circulan más coches, pero parece que en el extrarradio estamos olvidados». A la altura de su negocio hay varias plazas de párking para motos y aparcamientos de zona azul y cuyo pavimento está, según sus palabras, «demolido». En apenas unos metros de diferencia se acumulan los baches que los coches no dudan en esquivar. 

asfalt_ciutats.jpg
A finales de 2017 se mejoró el pavimento de trece calles de la ciudad. FOTO: A. González

La misma apariencia presenta el pavimento de varios pasos de cebra. «En más de una ocasión he estado a punto de tropezar. Por suerte todo ha quedado en un susto», explica Isabel. 
Al respecto, Hipòlit Monseny recuerda que la voluntad del gobierno municipal es «tener todas las calles en las mejores condiciones para que conductores, motoristas y ciclistas puedan circular con seguridad», y recuerda que «los vehículos de dos ruedas son los más sensibles al asfalto en mal estado». El concejal es consciente de que el número de calles que requieren una actuación es elevado. «El trabajo que realizamos es constante. Tenemos un listado de calles y establecemos preferencias. Seguimos trabajando porque la inquietud del Ayuntamiento es mejorar día a día la ciudad», afirma el concejal de Vía Pública. 

Temas

Comentarios

Lea También