Más de Reus

Más de la mitad de paradas del Mercat Central de Reus apuestan por abrir al mediodía

Ayer se inició la ampliación horaria y se estrenaron los espacios para comer ‘in situ’

MONTSE PLANA

Whatsapp
Los nuevos espacios de degustación del Mercat Central de Reus se estrenaron ayer al mediodía con éxito.  FOTO: ALFREDO GONZÁLEZCASA PLADEVALL, PREPARANDO UN PALTO PARA COMER ‘IN SITU’. FOTO: A. G.

Los nuevos espacios de degustación del Mercat Central de Reus se estrenaron ayer al mediodía con éxito. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZCASA PLADEVALL, PREPARANDO UN PALTO PARA COMER ‘IN SITU’. FOTO: A. G.

El Mercat Central ya abre todos los mediodías. Ayer se estrenó el nuevo horario, que se ha implantado con el objetivo de potenciar nuevas franjas, intentando captar nuevo público y dando, también, la opción a la clientela de que pueda quedarse a comer en las mismas instalaciones gracias a la habilitación de dos espacios degustación, equipados con mesas, sillas y contenedores de reciclaje. Así pues, a partir de ahora el Mercat Central abre los lunes, martes, miércoles y sábados de 08 a 15.30 h; y los jueves y viernes, de 08 a 20 horas.

Ayer, siendo la primera jornada con el nuevo horario, más de la mitad de negocios permanecieron abiertos. De la cincuentena que hay en el Mercat Central, una docena decidieron bajar la persiana al mediodía –volviendo a abrir por la tarde–, mientras que el resto se mantuvieron activos de forma ininterrumpida de ocho de la mañana a ocho de la tarde. Como recordaba el presidente de los paradistas, Ildefons Vidal, «no se sanciona a nadie por no cumplir con el horario. Es el primer día y ahora lo que toca es hacer rodaje», explicaba Vidal pasadas ya las dos y media del mediodía. A esa hora, algún cliente aprovechaba por comprar producto fresco, aunque el éxito se lo llevaban los puestos que ofrecen comida preparada, como las dos nuevas paradas de sushi y poké bowls, pero también aquellas que ya tradicionalmente ofertan platos cocinados o productos que pueden consumirse al instante.

«Por ser el primer día, bastante bien», valoraban Elena y Fina, de Casa Pladevall, mientras servían a una clienta. «He entrado a comprar carne, y al ver que se podía comer en el mismo Mercat, he optado por quedarme. Es una muy buena iniciativa. Si se hace en otros mercados, ¿por qué no aquí?», opinaba. Justo al lado de esta parada, hay una de las zonas degustación y ayer estuvieron prácticamente todas las mesas llenas durante el mediodía. Muchos de los que comieron ayer en el Mercat eran empleados de empresas cercanas. Era el caso de un grupo de cuatro personas que explicaban que trabajan en una sede bancaria. «Los días que nos toca trabajar por la tarde, nos quedamos por Reus y vamos variando. Hoy, al saber que el Mercat Central estaría abierto, hemos optado por esta opción», comentaban los cuatro, que veían con muy buenos ojos la iniciativa.

A la mesa del lado, una pareja se sentaba también con sus bandejas para comer. Explicaban que son de Reus y que lo de ayer era algo esporádico: «Estábamos en la zona y nos hemos quedado», detallaban. Ahora, sabiéndolo, comentaban que quizás repiten. Además, señalaban que en la zona «no hay mucha oferta», por lo que con esta iniciativa valoran la ampliación de posibilidades que se abre para aquellos que se mueven por esta área de Reus.

Nicolás, de Omakase, la parada de sushi del mercado, se mostraba ayer muy esperanzado con la ampliación horaria, que supone 12 horas más a la semana. En su caso, abrió la parada el pasado mes de febrero, «y fue todo un boom. En verano bajó un poco y ahora otra vez está subiendo». En su caso, cuenta que, con el anterior horario (que terminaba alrededor de las 14 horas), muchos clientes no les daba tiempo. «Si terminan su jornada a las dos del mediodía, ya no llegaban, así que ahora ganamos este público», explicaba. Bajo su punto de vista, la renovación horaria y la puesta en marcha de las zonas de degustación es «muy positivo para el Mercat. Da más opciones a la gente que trabaja en los alrededores y también da posibilidades a los clientes».

Mientras que las zonas de degustación estaban llenas y las paradas de comida para llevar iban trabajando, los negocios de producto fresco estaban muy parados, con algún cliente esporádico. Así lo explicaba Àlex, de Fruites Paqui. A pesar de todo, han apostado por abrir los mediodías, porque cree que puede ser positivo, pero están a la expectativa de cómo va evolucionando. «Se han hecho ya varias pruebas en los últimos años de abrir los mediodías y no ha acabado de cuajar, pero lo iremos viendo», explicaba.

Coincidiendo con la ampliación horaria y la estrena de los espacios de degustación, también ayer se empezaban a repartir vales de descuento. Una iniciativa que se llevará a cabo hasta finales de este mes de octubre con el fin de promocionar los mediodías y las tardes. En total, se repartirán 5.000 euros en bonos entre los clientes del Mercat Central. Son en formato QR y se pueden canjear a partir de las doce del mediodía y sin compra mínima. Además de repartirse entre la clientela, también se harán llegar a los trabajadores de la zona más próxima del mercado.

Un año de transformación

Todas estas novedades llegan tras meses trabajando en la transformación del Mercat Central. Y es que en el último año se ha potenciado la renovación de las instalaciones. Algunos negocios se han reformado, otros también se han ampliado y también se han incorporado nuevas empresas. En total, una veintena de negocios han apostado ya por la renovación, lo que ha permitido que el Mercat Central cambie de aires. Actualmente, más de un 80% de las paradas están ocupadas. En total hay 99 paradas y de éstas, 20 permanecen vacías.

Paralelamente, se ha iniciado el periodo de consultas previas para la explotación del futuro GastroMercat. Se trata de un espacio destinado a la restauración que se ubicará en dos espacios: uno de restauración interior donde había el autoservicio pequeño del Mercat; y una terraza ubicada en una nueva plaza elevada para que la fachada gane protagonismo.

Temas

Comentarios

Lea También