Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Medicina forma a sus alumnos con un programa de simulación con pacientes

Es la única facultad del Estado que incluye en su programa formativo un proyecto que cuenta con una treintena de actores
Whatsapp
Una estudiante de Medicina, visitando a Francesc Marca, uno de los pacientes simulados con los que cuenta el programa. Foto: Alba Mariné

Una estudiante de Medicina, visitando a Francesc Marca, uno de los pacientes simulados con los que cuenta el programa. Foto: Alba Mariné

Hace ya 19 años que la Facultat de Medicina de Reus apostó por empezar a trabajar con enfermos simulados en la formación práctica de sus alumnos. Desde un primer momento se creyó en un proyecto que con el tiempo se ha ido perfeccionando hasta convertirse, hace unos pocos años, en un programa que hoy en día es el único del Estado con una experiencia tan amplia y que está integrado en el programa formativo de los alumnos, desde tercero hasta sexto de Medicina. Además, desde hace un par de años, los alumnos de Nutrició y Fisioterapia también se benefician, con las ACOE (Avaluacions de la competència clínica, objectiva i estructurada), donde se usan pacientes simulados para medir sus habilidades clínicas.

Ramon Descarrega, médico de familia y coordinador del Programa de Pacientes Simulados, explica los motivos por los que se empezó a trabajar en este campo. «Nos dimos cuenta que solamente con la teoría era muy difícil que los estudiantes conociesen bien las habilidades clínicas básicas y teníamos que encontrar un instrumento que ayudase a tener esas habilidades», comenta.

Para ello empezaron por buscar a personas que asumiesen el rol de pacientes y que fuesen capaces de interpretarlo. Descarrega apunta que «no buscábamos a actores profesionales, sino personas de la calle que supiesen actuar siempre de la misma manera delante de todos los alumnos».

A través del boca-oreja, la Facultat de Medicina empezó a forjar una bolsa de pacientes simulados que, en la actualidad, está compuesta por entre 25 y 30 personas. «Necesitamos personas con disponibilidad, con capacidades intelectuales para poder aprender un rol e interpretarlo y que tengan una actitud de acuerdo con nuestro proyecto», asegura el coordinador.

 

El más veterano

Entre los pacientes simulados del programa destaca la figura de Francesc Marca, un jubilado de 74 años que lleva colaborando con el proyecto desde su creación. «Un compañero me dijo que en la Facultat de Medicina buscaban gente y me apunté. Había hecho teatro en el Bravium y era algo nuevo, por lo que me picó la curiosidad y aquí estoy, hasta el día de hoy», explica Marca.

En su larga trayectoria, y cuando acabe este curso, este paciente simulado habrá sido visitado por unos 4.000 estudiantes de Medicina. «La verdad es que me gusta bastante. En general me he encontrado con estudiantes muy majos, a los que les gusta mucho lo que están haciendo y con una gran vocación».

Entre estos están Javi y Elena, dos estudiantes de sexto de Medicina que valoran muy positivamente el programa de simulación con pacientes. «Es muy útil, porque no parece para nada que sea una visita simulada. Tanto tú como el paciente te metes en el papel y te ayuda mucho a la hora de adquirir experiencia», comenta Javi. Por su parte, Elena también asegura que «cuando después hemos tenido que hacer entrevistas reales con pacientes del Hospital te das cuenta que el programa de simulación te ha ayudado bastante».

Ramon Descarrega sólo ve ventajas en este programa formativo. «Es un instrumento que nos permite formar y valorar competencias importantes que antes no podíamos. Además, al tratarse de un entorno de simulación, los errores son controlables y después se pueden evitar los efectos en pacientes reales. Se trata de una herramienta estandariazada, por lo que a todos los alumnos se les pone en la misma situación».

El decano de la Facultat de Medicina i Ciències de la Salut, Antoni Castro, también valora muy positivamente este programa ya que «nos ha dado una gran experiencia en el ámbito de la simulación. Por eso le damos mucho peso en nuestros estudios y somos conocidos por este programa. Además, también es importante destacar que los resultados de este programa tienen un impacto en el expediente académico del alumno».

 

Proyecto futuro

En este sentido, desde la Facultat de Medicina se está estudiando la posibilidad de que en un futuro se aproveche toda esta experiencia en un programa de simulación de pacientes para profesionales en ejercicio.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También