Más de Reus

Reus Comercio

Meritxell Barberà es elegida nueva presidenta de la Unió de Botiguers

La reusense asumirá el cargo hasta el año 2024 con el objetivo de hacer más transversal la entidad comercial

Salvat Jordina

Whatsapp
Los miembros de la nueva Junta de la Unió de Botiguers. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

Los miembros de la nueva Junta de la Unió de Botiguers. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

Meritxell Barberà es la nueva presidenta de la Unió de Botiguers de Reus. Así lo decidieron los afiliados que asistieron a la junta general extraordinaria de la entidad comercial celebrada ayer por la noche en el Centre Cívic de Llevant. Barberà, hija de Tomas Berberà, exconcejal del Ayuntamiento y expresidente de la asociación además de propietario de la histórica juguetería de la plaza Mercadal, estará al cargo de la entidad comercial por un periodo de cuatro años, hasta el 2024. Su candidatura fue la única que se presentó y no obtuvo ningún voto en contra.

Tal y como explicó en su primer discurso como presidenta, ante la presencia de varios miembros del consistorio, como el Alcalde de Reus, Cales Pellicer, las líneas de actuación de Barberà tienen un eje principal: «Queremos lograr un gran acuerdo de comercio en la ciudad. Una Unió de Botiguers más fuerte y transversal», explicó la empresaria, que animó a la cohesión social para hacer frente a la actual crisis del sector: «Hay retos importantes a asumir, como es esta nueva forma de entender el comercio muy vinculada a la compra on-line».

El proyecto de Meritxell Barberà tiene una línea continuista con la anterior junta. De hecho, cinco de los antiguos miembros repiten: además de Barberà, Laia Pàmies –de la joyería Pàmies– será la vicepresidenta; Albert Espasa –de la joyería Espasa– será el secretario y seguirá al mando de la tesorería; Rosa Lucas –de las tiendas textiles Rosa Lucas– estará como vocal y, el hasta ayer presidente de la entidad, Àlfred Pitarch, será el vocal de restauración. Un nuevo cargo impulsado por Barberà para tratar de implicar el sector de la restauración con la entidad.La Unió de Botiguers también amplía el número de personas integrantes en la Junta con la incorporación de otros tres vocales: Josep Mestres –de electrodomèstics Mestres–, Sonia Carbonell –de la Cistelleria Carbonell– y Montse Llosa –de la zapatería Centpeus– como vocales.

«Quiero que se recupere el espíritu emprendedor de la que fue la primera Unió de Botiguers de todo el Estado», continuó Meritxell Barberà que quiere seguir contando con los recursos y complicidad de la administración, para trabajar de forma conjunta.

Esta apelación a las sinergias por el bien del comercio es algo que estuvo muy presente e un discurso que llevó por bandera el lema de «la unión hace la fuerza». La creación de un nuevo cargo en la Junta dedicado exclusivamente a representar la gastronomía muestran la transversalidad que la asociación comercial quiere adquirir en esta nueva etapa.

La recuperación económica

El ex presidente de la Unió de Botiguers, Àlfred Pitarch, asumió el cargo el año 2016, en una situación muy delicada en la que la asociación comercial tenía una deuda de 90.000 euros y el número de afiliados no hacía más que caer. Con Pitarch al cargo la Unió de Botiguers vendió la sede que tenían en el arrabal Sant Pere y, después de cuatro años, Pitarch y su equipo han llegado a equilibrar la balanza e incluso poder dedicar parte de sus ingresos a la promoción comercial. En ese sentido, el ex presidente destacó la gran campaña que la asociación lanzó estas pasadas navidades en la que se sorteó un coche e hizo balance asegurando que se ha logrado frenar la caída de afiliados manteniendo la cifra.

Temas

Comentarios

Lea También