Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

'Mi hijo es muy problemático y su padre perdió los nervios', explica la madre del niño de Reus

'Comprendemos que pegar no es el camino y que tenemos que encontrar otras soluciones', reconoce la esposa del detenido en el colegio Misericòrdia de Reus .

Whatsapp
La detención se produjo el miércoles por la tarde en el colegio Misericòrdia de Reus, cuando el padre acusado de presuntos maltratos acudió a recoger a sus hijos. Foto: Alfredo González

La detención se produjo el miércoles por la tarde en el colegio Misericòrdia de Reus, cuando el padre acusado de presuntos maltratos acudió a recoger a sus hijos. Foto: Alfredo González

Josep Cruset 

"El niño es muy problemático y su padre perdió los nervios, pero mi hijo sólo tenía marcas, no lesiones, ni sangre ni moratones", explica la esposa del detenido el pasado miércoles por maltrato infantil en el coligio Misericòrdia de Reus. Silviu I., rumano de 37 años, fue arrestado por los Mossos d'Esquadra después de que los profesores de su hijo de siete años detectaran indicios de posibles malos tratos y trasladaran al pequeño al Hospital de Sant Joan. La revisión médica que se le realizó en el centro detectó señales de azotes con un cinturón y se informó a la policía, que se presentó en el centro escolar a la hora que el padre iba a recoger al pequeño y procedió a su detención. El juez le dejó posteriormente en libertad con cargos y se activaron los protocolos de seguimiento del menor y de la situación en el ámbito familiar.

La madre del niñó desmintió hoy al Diari que tanto ella como su otro hijo hubiesen sufrido ningún episodio de violencia por parte del padre, pero reconoció que su marido habría pegado al pequeño para reprenderle por su comportamiento. "Mi hijo es muy inquieto y travieso, y en la escuela siempre ha dado problemas desde que entró en P3. El otro día la profesora dijo que ya no sabía qué hacer con él y mi marido, que ya venía de otros problemas, se puso muy nervioso, porque ya le había reprendido muchas veces por portarse mal en casa y en la escuela y no hay manera de que haga caso ni entienda que se puede hacer daño las travesuras que hace. Cuando ya no pudo más le castigó, supongo que con el cinturón, yo no lo ví porque no estaba en casa", relata la mujer, también rumana.

Los servicios de atención a la infancia de la Generalitat ya han tomado cartas en el asunto. "Han venido a casa y han dictaminado que su padre tuvo un comportamiento inadecuado. Lo reconocemos, hemos entendido que pegar no es el camino y vamos a ir a las reuniones de seguimiento para encontrar otras soluciones. Cuando mi marido volvió a casa lo hablamos entre todos y estábamos bien, porque no es verdad que alguna vez nos haya hecho algo ni a mi a a nuesto hijo mayor",concluye la madre. 

Por su parte, la delegada territorial de Ensenyament de la Generalitat, Sílvia Rodes, ha manifestado al Diari que la Escola Misericòrdia "actuó diligentemente ante la situación con que se encontró y abrió el protocolo sobre maltrato infantil acordado entre los departamentos de Ensenyament y Treball, Afers Socials i Família". El procedimiento seguido es el correcto y ahora los Mossos y los servicios correspondientes valoraran la situación en casa del menor. Rodes afirma que "la escuela funciona hoy con plena normalidad y que los profesores y los responsables del centro han actuado a la perfección". 

Temas

  • REUS

Lea También