Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Movimientos comerciales en locales de bancos del centro de Reus

A la apertura de una tienda se suma que un fondo de inversión se ha quedado con las exoficinas de Catalunya Caixa

Montse Plana

Whatsapp
La antigua oficina de Catalunya Caixa de plaza Prim cerró tras la absorción por parte de BBVA y ahora es de Cerberus.  FOTO: Alfredo gonzález

La antigua oficina de Catalunya Caixa de plaza Prim cerró tras la absorción por parte de BBVA y ahora es de Cerberus. FOTO: Alfredo gonzález

La crisis y sus consecuentes fusiones y absorciones de entidades bancarias dejaron un rastro visible en las calles de todas las ciudades, con locales cerrados a raíz de la reordenación y optimización de recursos. Hace ya unos años que empezó esta ‘tendencia’, pero los locales que quedaron vacíos, la mayoría siguen cerrados y con futuros inciertos, aunque ahora se están produciendo algunos movimientos.

En el caso de Reus, hay numerosas antiguas oficinas con la persiana bajada: el BBVA de la esquina de la plaza Pintor Fortuny con calle Llovera, la oficina de Catalunya Caixa de la plaza Prim o la antigua Caja Postal de la calle Llovera. Algunos locales encontraron nuevos inquilinos. Es el caso de la oficina de Banc Sabadell que había en la esquina entre Llovera y Calle Amargura (el Campanaret), reconvertida, desde hace un par de años, en una zapatería. Otras, llevan cerradas desde hace años y, en algunos casos, no es por falta de pretendientes.
En la calle Llovera, lo que fue una oficina de Caja Postal/Argentaria (BBVA tras la fusión) hace ya más de 15 años que está vacía.

En más de una ocasión ha habido interesados en alquiler este céntrico local de Reus, pero sin éxito a raíz de una compleja cuestión de licencia urbanística. No obstante, y según ha podido saber el Diari, actualmente hay una empresa de perfumes interesada en ubicar en este local un negocio. De momento, ha solicitado licencia municipal para efectuar obras de adecuación de los bajos, ubicados en el número 15 de la calle Llovera. No obstante, hay un problema con el que ya se han encontrado otros interesados: en su momento, BBVA dio de baja la licencia. Son unos «terrenos en situación jurídica de suelo urbano afectado por el sistema de equipamientos públicos a obtener por expropiación», según se especifica en un edicto del Ayuntamiento de Reus, por lo que el problema se encuentra en el momento de volver a dar de alta la licencia. 

De momento, se está a la espera de algunos trámites para saber si, finalmente, la situación de este local se desencalla tras más de una década. No obstante, cabría esperar un par o tres de meses para conocer el futuro de estos bajos, que forman parte del Palau Bofarull. En cambio, los dos locales colindantes, también afectados, tienen actividad comercial porque, en estos casos, la licencia no se dio de baja.

En manos de un fondo de inversión

A pocos metros del local que había sido Caja Postal, en la plaza Prim hay otra antigua oficina bancaria que está vacía desde hace algunos años. Se trata del local que había sido Catalunya Caixa.

Temas

Comentarios

Lea También