Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Muere uno de los tres gatos arrojados por el balcón en el barrio Gaudí de Reus

Otros gatos fueron envenenados

Francesc Gras

Whatsapp
Imagen de uno de los gatos que fue arrojado desde el balcón y que ha visto afectada la movilidad de sus patas traseras. Foto: Coordinadora felina

Imagen de uno de los gatos que fue arrojado desde el balcón y que ha visto afectada la movilidad de sus patas traseras. Foto: Coordinadora felina

El maltrato animal ha sido uno de los tristes protagonistas esta semana en la ciudad. El caso más grave tuvo lugar este viernes cuando una persona del barrio Gaudí arrojó por el balcón a tres gatos ante la atónita mirada de varios vecinos. Precisamente, fueron estos los que denunciaron los hechos a través de las redes sociales y los que se hicieron cargo de los animales. A resultas del impacto contra los coches estacionados en la calle, los tres animales sufrieron graves heridas y uno de ellos falleció horas más tarde.

La Plataforma Animalista y la Coordinadora Felina de Tarragona se pusieron rápidamente en contacto con los testigos para preocuparse por el estado de los felinos y denunciar los hechos. La vicepresidenta de la Plataforma Felina, Rosalía Méndez, condenaba los hechos enérgicamente y explicaba ayer que la asociación ya ha interpuesto una denuncia contra el presunto autor de los hechos.

Según cuenta ella misma, el «maltratador» es una persona que ocupa un piso situado en una tercera planta de la avenida Barcelona. «El lunes varias asociaciones nos personaremos en la comisaría de los Mossos para apoyar la denuncia que ya presentamos», aseguraba, sin dejar de añadir que la «la ley catalana califica de infracción muy grave maltratar o agredir físicamente a los animales». Un delito que, al parecer, puede acarrear sanciones de los 2.000 hasta los 20.000€.

Asimismo lo exponía un comunicado hecho público ayer mismo por la propia Coordinadora Felina de Tarragona para condenar los hechos y para criticar el papel de los cuerpos de seguridad ya sea por su pasividad o por su desconocimiento de los procesos que se deben seguir. «Las asociaciones animalistas denunciamos que las autoridades competentes no actúan ante los casos de maltrato animal, lo que favorece una total impunidad de los maltratadores», suscribe el documento.

Protestas ciudadanas

Más allá del episodio del viernes, a lo largo de esta semana han muerto otros gatos envenenados en la calle. Uno de los casos tuvo lugar el martes a las 18 horas en el mismo barrio Gaudí, mientras que otro sucedió en la calle Pintor Fuster. Esta práctica, lamentaba Méndez, «es bastante habitual en ciudades como Reus y no se ponen los medios suficientes para que no se repitan».

Los episodios de maltrato animal no son nuevos en la demarcación. De hecho, el pasado mes de abril un centenar de personas se manifestó en Reus para denunciar la oleada de robos de mascotas y agresiones sufridas en distintos municipios de la demarcación.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También