Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Multa de hasta 60.000 ==euro== a los dueños de solares con vertederos incontrolados

El consistorio se gastó el año pasado, de manera subsidiaria, 185.000 euros en la limpieza de estos espacios
Whatsapp
Este aspecto ofrecía, la semana pasada, un solar próximo al edificio de firaReus.  Foto: Pere Ferré

Este aspecto ofrecía, la semana pasada, un solar próximo al edificio de firaReus. Foto: Pere Ferré

El Ayuntamiento de Reus ha reaccionado rápido a las quejas vecinales por la presencia de vertederos incontrolados en algunos solares de la ciudad (tal y como publicó el Diari en su edición del pasado 10 de marzo) y ayer anunció que impondrá sanciones de hasta 60.000 euros a los propietarios de terrenos que reincidan en desobedecer los requerimientos de limpiar estos vertederos incontrolados que tengan en sus propiedades.

Actualmente, el consistorio requiere al dueño la limpieza del terreno y, si este no lo hace, lo limpia de manera subsidiaria y repercute el coste al propietario. A partir de ahora, en aquellos casos en que ya se hayan limpiado los terrenos de manera subsidiaria y se vuelven a localizar vertidos, el consistorio requerirá nuevamente la limpieza y, en caso de un nuevo incumplimiento, impondrá sanción al propietario.

La legislación urbanística y de residuos obliga a los propietarios de fincas y solares a tenerlos en condiciones adecuadas de seguridad, salubridad y libres de residuos para evitar la constitución de puntos de vertido incontrolados, contemplando que pueden ser sancionados con multas de entre 120 y 60.000 euros.

Las sanciones son tanto para quien tira el residuo como para el propietario del terreno. La primera responsabilidad es de quien vierte el residuo, quien debe gestionarlo correctamente. Pero el dueño del terreno es responsable de mantener su propiedad en condiciones adecuadas.

 

Tomar medidas

Desde la concejalía de Via Pública i Medi Ambient se recomienda a los propietarios de terrenos que tomen medidas para evitar que si tiren residuos en sus fincas, cerrando la propiedad o, como mínimo, evitando el acceso rodado.

El concejal de Via Pública i Medi Ambient, Hipòlit Monseny, asegura que «por voluntad política del gobierno de Reus se aplicará con contundencia la ley, para poner fin a los vertidos incontrolados que dan una mala imagen a la ciudad y pueden generar problemas de higiene y salubridad».

El año pasado, el consistorio destinó 185.000 euros a la limpieza subsidiaria de propiedades privadas. Un coste que posteriormente se repercutió a los propietarios. Una de las zonas más castigadas en la del sur de la ciudad, especialmente las proximidades de la autovía de Bellissens. Por ejemplo, muy cerca de la rotonda de firaReus, la semana pasada había un vertedero incontrolado con la presencia de neumáticos y electrodomésticos.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También