Reus Urbanismo

Nuevas obras de mejora en la Plaça de la Sang de Reus tras su renovación integral

Se instalará una pilona automática para dar acceso al interior de
la plaza y se dotará el espacio de electricidad para celebrar actos

C.M.

Whatsapp
Actual aspecto de la Plaça de la Sang, que fue remodelada hace un año. FOTO: ALBA MARINÉ

Actual aspecto de la Plaça de la Sang, que fue remodelada hace un año. FOTO: ALBA MARINÉ

El Ayuntamiento de Reus tiene previsto realizar nuevas obras de mejora en la Plaça de la Puríssima Sang, tan solo un año después que se realizara la remodelación integral de este espacio público. Se dejó la zona a un solo nivel y con preferencia para los peatones.

Según la memoria técnica del proyecto, aprobada de forma inicial, a raíz de «nuevas necesidades» se ha optado por la mejora de la plaza con algunas actuaciones puntuales. Los trabajos prevén la instalación de una pilona automática para dar acceso al interior de la plaza y el desplazamiento de pilones extraíbles existentes. Además, se instalará un cuadro de tomas de corriente para poder celebrar pequeños actos. Por ello, será necesaria la instalación de línea eléctrica de alimentación desde cuadro eléctrico que da servicio a los semáforos y que está situado en la calle del Roser.

Por otra parte, también se formarán tres alcorques y se plantarán árboles así como magnolias en una jardinera ya existente. Finalmente se colocarán dados de hormigón decorativos.

Las actuaciones previstas cuentan con un presupuesto de 24.685,50 euros con IVA incluido.

Cabe recordar que hace un año terminó la reforma integral de la Plaça de la Sang. El proyecto de remodelación de la plaza, también englobó el callejón de la Puríssima Sang y la calle de Arnavat i Vilaró. Con estas obras, el Ayuntamiento de Reus tenía como objetivo resolver tanto el estado de envejecimiento que presentaban los viales, como los problemas de circulación, con una nueva reordenación en que se ensanchó al máximo el espacio destinado a los peatones. Además se pretendía mejorar el Tomb de Ravals y su conexión con el centro urbano, preservando el carácter histórico del espacio.

El callejón de la Purísima Sang se convirtió en una calle a un solo nivel, con prioridad para los peatones y la calle de Arnavat i Vilaró amplió aceras y se eliminó todo el aparcamiento.

Un espacio accesible

Las obras de la plaza de la Sang también han servido para adaptar el espacio a las personas ciegas y convertir la ciudad en un sitio inclusivo y adaptado a la necesidad de estos ciudadanos.

Por ejemplo, los semáforos instalados en la plaza están habilitados para que los invidentes puedan accionar un mando a distancia que les permita encender la luz verde para poder cruzar y, a la vez, se active una señal acústica en ese momento que permita cruzar sin obstáculos. Si no se presiona el mando, no se emite ningún ruido.

La ejecución de estas obras fueron adjudicadas a la empresa Auxiliar de Firmes y Carreteras S.A. con un presupuesto de 492.000 euros.

Temas

Comentarios

Lea También